Volver

A quienes se interesen por el naturalismo, es decir, los estudios sobre la naturaleza, puede que les resulte familiar el nombre de José Sánchez Labrador. Al resto lo más seguro es que no hayan oído este nombre en su vida.

Este año se conmemora el 300º aniversario del nacimiento de José Sánchez Labrador, SJ. (1717-1798) uno de los de los principales estudiosos de la naturaleza de Paraguay. El padre Labrador plasmó sus descubrimientos en su obra más famosa: El Paraguay Natural Ilustrado. Esta obra corresponde a la corriente cristiana de la Ilustración, el contexto histórico en que se desenvuelve este jesuita.
Nació en La Guardia, un pueblo cercano a Toledo. Ingresó en el noviciado de la Compañía de Jesús con apenas 15 años. Apenas sabía algo de gramática y de humanidades, y en la Compañía comenzó a estudiar filosofía. Tan solo dos años después de ingresar en la Compañía, tras haber realizado sus primeros votos, fue destinado a Río de la Plata: Provincia jesuítica de Paraguay. Era 1734.
En la Universidad de Córdoba (Argentina), el joven José realizó con gran brillantez sus estudios de filosofía y teología. Mientras ejercía de profesor en dicha universidad, desarrolló un gran interés por la exótica naturaleza de la zona. 
 
Desde 1747, con 30 años, y durante diez años, Sánchez Labrador vivió con diversas tribus de guaraníes, a quienes enseñaba las Escrituras y otras cosas y de quienes aprendía el contacto con el entorno. En estos años aprendió muchísimo sobre la vegetación y la fauna de Paraguay y recogía sus observaciones en libretas y cuadernos.
Durante todos estos años y hasta el año 1767, el padre Labrador trabajó en muchos lugares y con gente muy diversa. Pero llegado este año, llegó también el Decreto que firmó Carlos III en el que se expulsaba a los jesuitas de los territorios españoles. 
 
Los jesuitas marcharon abruptamente al exilio a Italia y el misionero narró su viaje al exilio en otra obra: El Paraguay Católico. Durante la salida los escritos de todos ellos fueron incautados dejando la obra de Sánchez Labrador en los archivos del gobierno de español de Paraguay. Sin embargo, dado que su obra cumbre El Paraguay Natural Ilustrado fue publicada ya durante el exilio, se puede suponer que encontró la manera de llevárselos consigo. 
 
En 1773, el Papa Clemente XIV publica un Breve por el cual decreta la supresión de la Compañía de Jesús. A partir de entonces, el padre Labrador, igual que muchos otros jesuitas dedicará sus días al estudio, la lectura y la escritura de libros de toda índole. Poco sabemos de estos últimos años de la vida del jesuita. Solo que moriría en 1798 en la ciudad de Rávena. 
 
Más información sobre su vida y sus obras, en este documento escrito por Leandro Siqueiros SJ
 
 

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto