Volver

Durante este fin de semana, 7 y 8 de mayo, nos hemos reunido en el Centro de Espiritualidad de Salamanca 64 personas, entre laicos y jesuitas, con motivo de la celebración de las II Jornadas de Pastoral Familiar de la Provincia. En esta ocasión los participantes han representado a 14 Plataformas Apostólicas, procedentes de más de 20 localidades distintas y con una gran diversidad de apostolados, obras, voluntariados y otras colaboraciones. 

Estas II Jornadas, en continuidad con las que tuvimos el año pasado, han tenido como eje vertebrador el acompañamiento familiar. Para darles contenido, pedimos a Pablo Guerrero que nos desentrañara la Exhortación Apostólica Amoris Laetitia y nos indicase las intuiciones más importantes del documento para trabajarlas más adelante. Dolores López Guzmán, por su parte, tuvo una bella conferencia sobre el acompañamiento aplicado a la familia y a la pareja. Por la tarde, con la reflexión suscitada y sus propias experiencias personales, los participantes trabajaron en diversos talleres: acompañamiento a la familia en el colegio, en la pareja, en las dinámicas intrafamiliares, en la ruptura y el duelo, en la transmisión de la fe y el discernimiento vocacional y en el acompañamiento a las parejas de hecho y otras parejas, con el objetivo de generar líneas de trabajo comunes para implementar en los distintos contextos de origen.
 
El domingo por la mañana, Alberto Ares presentó el Programa Familia-Menores en exclusión y unos materiales confeccionados por el Sector Social en colaboración con el Instituto Universitario para la Familia de Comillas, para acompañar a estas familias en periferia. Se presentó el OPEN de Familias 2016 con el logo "La Alegría de la Familia" que se celebrará el 1 de octubre en el Colegio del Recuerdo en Madrid para todas las familias ignacianas. Por último, Fernando Vidal fue recogiendo muy dinámicamente las aportaciones y conclusiones de estas Jornadas. La clausura y la Eucaristía final corrieron a cargo del P. Provincial. El sentir común de los participantes es que nos encontramos con un tiempo propicio, un kairós, en el trabajo con la familia. El lenguaje novedoso, atractivo, inspirador, integrador y propositivo del Papa Francisco en Amoris Laetitia ha dinamizado y entusiasmado a todos los que nos hemos reunido en Salamanca. Ahora es momento de impulsar este movimiento renovador en la atención, el cuidado y el acompañamiento a la familia, adherirnos a él y concretarlo en las obras y apostolados que tenemos entre manos.
 
Pedro Mendoza, SJ. Director Secretariado para la Familia
 
 

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto