Volver

El viernes 21 de abril comenzó en el Centro de Espiritualidad de Loyola la segunda edición del Encuentro de Provincia, que reune este año a 170 personas ―jesuitas, laicas y laicos― llegadas el jueves desde todas las plataformas y apostolados que conforman la realidad de la provincia de España. Durante estos días, hasta el domingo, reflexionarán a la luz de la reciente Congregación General 36 sobre las tres llamadas que señaló hace dos años la primera Congregación Provincial de España.

El saludo inicial del provincial, Francisco José Ruíz Pérez SJ, definió los objetivos del encuentro: «en todo amar» y «en todo servir». Amar, porque estos días en Loyola deben servirnos para «unirnos en un nivel profundo», «nada importante saldrá adelante sin un fundamental impulso comunitario»; servir, porque el encuentro ha de ayudarnos a «entender mejor cómo servir más a quienes Dios tiene en su mirada» (descargar).

La primera jornada estuvo dedicada a la llamada a acudir a las fronteras y periferias. Daniel Villanueva SJ expuso los resultados del trabajo realizado por las plataformas apostólicas para señalar las fronteras principales de nuestro contexto. Es una reflexión que se realizó para el primer encuentro del año pasado y que destacó dos áreas de preocupación común: en primer lugar, la transmisión de la fe, el trabajo con familias y el diálogo con la secularidad y la descristianización; y en segundo lugar, la frontera de la vulnerabilidad y la exclusión. Este año las plataformas han podido actualizar esa reflexión y a las fronteras ya señaladas han añadido las de la ecología y el mundo digital.

A continuación se celebró una mesa redonda, en la que se ofrecieron tres perspectivas diferentes sobre la metáfora de «frontera». María Rita Martín, laica del instituto teresiano que trabaja en la pastoral con jóvenes en la Universidad Loyola Andalucía, utilizó diversas imágenes para ilustrar la frontera que representan los jóvenes actuales y señalar algunas claves iluminadoras para trabajar en este ámbito: los jóvenes son sensibles a los necesitados, aprecian a las personas auténticas que se entregan gratuitamente y les atrae la persona de Jesús cuando se les presenta de forma nítida (descargar). José Javier Pardo SJ, de la comunidad de Loiolaetxea y profesor de la Universidad de Deusto, ofreció una aproximación teológica al término de frontera como lugar al que Dios se desplaza y desde el que nos llama y nos envía. La llamada a las fronteras no es una llamada a llevar a Dios del centro a las periferias, sino una llamada a acudir a donde Dios se hace presente y «acompañarle en sus desplazamientos». Esa movilidad será lugar de discernimiento comunitario; un discernimiento «desde la compasión y con los que portan heridas» (descargar). Por último, el Secretario para la Justicia y la Ecología, Patxi Álvarez de los Mozos SJ, habló de los diferentes tipos de fronteras. Las «fronteras de descenso», donde se encuentran «los más», son las fronteras que nos ponen en contacto con los últimos; estar en ellas nos invisibiliza y nos hace experimentar el fracaso. Las «fronteras de ascenso», donde están «los menos», son las fronteras «de la alfombra roja», donde nos tratan mejor y ascendemos socialmente; la Compañía las ha frecuentado desde sus orígenes «para llevar allí noticia de los últimos». También están, en tercer lugar, las «fronteras de la plaza pública» o del diálogo, donde hoy experimentamos que Dios se ha convertido en lo indecible, y donde estamos llamados a testimoniar a Dios, individual y colectivamente, con vidas que generen interrogantes. Hay una última «frontera de la vida», en la que descubrimos que la humanidad, con la arrogancia del saber científico, ha explotado los recursos del planeta despiadadamente, y donde estamos llamados a agradecer y cuidar el don de la vida (descargar).

La mañana permitió también conocer de primera mano multitud de experiencias a través de las cuales la Compañía se hace presente en todas esas fronteras. En presentaciones distribuidas por grupos, se expuso de forma dinámica el trabajo que se realiza en diversos apostolados: se habló de la labor con jóvenes migrantes, de diálogo con el Islam, de pastoral digital, de navidad de los pueblos, de hospitalidad, de grupos de apoyo y reflexión... Fue una magnífica oportunidad de conocer una decena de buenas prácticas de construir reino en las fronteras.

Del conocer se pasó, por la tarde, al sentir, en una mesa redonda en la que participaron Ana Giménez, responsable de proyectos de Radio ECCA, Enrique López-Viguria, secretario de ESADE, y Juanjo Tomillo SJ, representante de la Compañía en el centro de formación Pedro Piquer. Los tres compartieron sus testimonios de vida en fronteras que van desde los países en desarrollo a parroquias, colegios y universidades de nuestro entorno, pasando por scouts, familia, comunidades, Iglesia, etc. Hablaron a corazón abierto ―no fueron complacientes consigo mismos ni con la Compañía― saliendo a relucir las dudas, inseguridades y frustraciones que las fronteras acarrean, pero también los dones, el gozo, y el saberse en manos de Dios en vocaciones diversas.

Al final del día, este cúmulo de vivencias, reflexiones, sentimientos y esperanzas fueron puestas ante Dios en la Eucaristía celebrada en la Basílica y presidida por el rector del santuario de Loyola, Juan Miguel Arregui SJ. En su homilía, Arregui advirtió del peligro de confiar en que cumplir la voluntad del Padre nos traerá la consolación, el éxito y el reconocimiento; expectativa en la que anida la tentación de «usar a Dios», de «manipular a Dios». La experiencia de la resurrección del Dios crucificado nos da, por el contrario, una nueva libertad, profundidad y gratuidad: nuestra entrega a la voluntad de Dios hasta las últimas consecuencias podrá traernos éxitos o no —«más bien no»— pero será germen de vida que aportaremos a la humanidad.

El broche final a la jornada lo puso la magia de Pepe Ruíz SJ. Una velada de imaginación y humor para que todos termináramos el día con una sonrisa.

ALBUM DE FOTOS

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto