Volver
Los 18 de cada mes, día de su fallecimiento, se reúnen muchos devotos del P. Tiburcio Arnáiz (Valladolid 1865 - Málaga 1926) para pedir por su beatificación. Pero en julio esa reunión se hace multitudinaria.

 

Este año la Eucaristía del 18 de julio ha estado marcada por varios acontecimientos: en el primer trimestre del curso se le reconocían al padre virtudes heroicas y se le concedía el título de Venerable. En el segundo trimestre la comisión médica declaraba inexplicable el caso de curación que se le atribuye. Y en el tercero la comisión teológica informaba positivamente de milagro. El decreto de beatificación se percibe ya muy cercano.La Eucaristía del día 18 estuvo concelebrada por varios jesuitas y sacerdotes diocesanos y animada por la Misioneras Rurales, obra fundada por el Venerable.

 

 

 
 

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto