Volver

El Evangelio no cierra por vacaciones.A lo largo de este verano más de 440 jóvenes universitarios y jóvenes adultos de la Provincia Sj de España están disfrutando de las diferentes propuestas de verano que la Pastoral MAG+S ofrece.

Propuestas para SALIR AL MUNDO.Son más de 90 jóvenes los que participan en las Experiencias Sur en Compañía (propuesta conjunta de MAG+S y Cooperación), “En las fronteras”, “Descubriendo Argelia” y la “Peregrinación a Tierra Santa”. ¿Cambiarán el Mundo? Desde luego que no. Pero sin duda, saldrán de su zona de confort para pisar Tierra Sagrada, encontrarse con los olvidados, transformar su corazón y volver con muchas ganas de, en la medida de lo posible, cambiar las cosas y construir un mundo más fraterno y justo. Eso seguro.

Propuestas para SERVIR A LOS DEMÁS.Santiago de Compostela, Gijón, Bilbao, Burgos, Madrid, Barcelona, Valencia, Murcia, Almería, Granada y Sevilla reunirán a más de 250 jóvenes universitarios que siguiendo el modelo servidor de Jesús, quieren darse a los más vulnerables de estas ciudades: niños y niñas en riesgo de exclusión social, personas mayores desatendidas, población migrante, niños y niñas con discapacidad intelectual son algunas de las personas con los que nuestros jóvenes MAG+S van a tener la suerte de compartir parte de sus veranos.

Propuestas para SEGUIR A JESÚS.Formándose, peregrinando a Santiago y a Javier, haciendo Ejercicios Espirituales, teniendo espacios de reflexión, celebración, oración y diálogo, nuevas experiencias que tratan de conectar la creatividad y expresión artística con la espiritualidad ignaciana… unos 100 jóvenes profundizarán en su conocimiento interno de Jesús para más seguirle y amarle.

Propuestas, en definitiva, que quieren ayudar a los jóvenes de 18 a 30 años de la Pastoral Ignaciana de España, a encontrarse con Dios a través de los demás, a profundizar en su relación con Jesús y a, como decía Charles de Foucauld, gritar el Evangelio con sus vidas, con todo lo que hagan. Porque aunque estamos de vacaciones, de Jesús no queremos prescindir, de Él no nos queremos olvidar. Al revés, queremos que sea un tiempo especial, intenso y lleno de hondura. Y es que, el Evangelio no cierra por vacaciones.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto