Volver

La Universidad Loyola Andalucía ha celebrado el tradicional acto de apertura del nuevo curso académico en el campus de Entrenúcleos, al que han asistido junto a la comunidad universitaria, el secretario general de la Junta de Andalucía, Manuel Torralbo; el alcalde de Dos Hermanas y anfitrión, Francisco Toscano, y representantes de los ayuntamientos de Sevilla, Dos Hermanas y Málaga, así como de instituciones empresariales y sociales. 

El acto se inició con la celebración de la Eucaristía, presidida por Ildefonso Camacho, SJ, presidente del patronato de la Fundación Universidad Loyola Andalucía, y concelebrada con los jesuitas Michael J. Garanzini, Josep Buades, Guillermo Rodríguez-Izquierdo, José Juan Romero, José María Valverde y José María Margenat. Tras finalizar la misma, prosiguió el acto académico con la presentación de la memoria por el secretario general, Pedro Pablo Pérez; la lección inaugural a cargo de Sandra Racionero, directora del departamento de Psicología e investigadora Ramón y Cajal y finalizó con el discurso del rector, Gabriel Pérez Alcalá, dando por inaugurado el curso académico. 

“Las relaciones libres de violencia garantizan un desarrollo emocional saludable, integral y positivo”, afirmó Sandra Racionero, durante su lección. Asimismo, recorrió en su intervención las graves problemáticas que provocan desde el acoso escolar hasta la violencia de género en cuanto casos individuales –recordó el desgraciado ejemplo de la adolescente canadiense Amanda Todd, que se suicidó con 15 años tras sufrir una campaña de acoso sexual y “bullyling” a través de Internet- y en la convivencia social.

En este sentido, y sobre la importancia de la conducta, señaló que “reconocer que lo propiamente humano son los sentimientos y no las emociones es fundamental para superar la violencia y cerró su Lección, largamente aplaudida por los casi 400 asistentes al acto, recordando –tras citar a Ramón y Cajal de que “toda persona, si se lo propone puede ser escultora de su propio cerebro”- que también “toda persona, si se lo propone que “podemos esculpir una vida llena de sentido y salud si escogemos libremente y cultivamos e invertimos en relaciones humanas de calidad”. 

El eje de la internacionalización

El acto, al que se también han asistido los representantes de las 35 universidades jesuitas participantes en el 29 congreso internacional de la Asociación Europea de Educación Internacional –EIAE- que comienza el próximo miércoles en Sevilla, prosiguió con la intervención del rector, Gabriel Pérez Alcalá, quien centró su discurso en la internacionalización, uno de los ejes estratégicos de la universidad. En este sentido, recordó que “sólo las universidades cosmopolitas, con una profunda internacionalización, se desarrollarán con éxito y serán capaces de atraer el talento nacional e internacional”.

Asimismo, destacó el que Loyola Andalucía tiene la internacionalización en su ADN, como institución jesuita, y ha apostado por ello desde su nacimiento, como lo muestra la puesta en marcha del Dual Business Degree, el primer programa doble con reconocimiento oficial en EEUU y Europa que se desarrolla con Loyola Chicago, o las más de 15 nacionalidades presentes en el claustro.

Por todo ello, Gabriel Perez Alcalá realizó un llamamiento a la red internacional de universidades jesuitas, ante la presencia de Michael J. Garanzini, secretario de Educación Superior de la Compañía de Jesús y representantes de 35 universidades jesuitas de todo el mundo que han asistido al acto, para “explorar las posibilidades de desarrollar este concepto de universidad global entre las propias universidades de la Compañía, pues compartimos misión, valores y formas de proceder”.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto