Volver

Con una carta difundida hoy a toda la Compañía el P. General, Arturo Sosa SJ, da comienzo al proceso de discernimiento de las preferencias apostólicas universales de la Compañía, que la Congregación General 36 pidió poner en marcha. Las actuales preferencias fueron solicitadas por la CG34 (1995), formuladas por el P. Kolvenbach SJ (2003) y confirmadas por la CG35 (2008).

En su carta, el P. General propone como momento espiritual previo de este proceso un examen de la experiencia vivida con las actuales preferencias apostólicas. Luego explica el camino que se va a seguir para discernir en común esas preferencias que estarán en vigor durante diez años, desde 2019 hasta 2029.

El objetivo de este proceso es buscar y hallar la voluntad de Dios sobre el mejor modo como la Compañía puede servir a la Iglesia y al mundo desde nuestra vocación y carisma. Estas preferencias nos ayudarán a concretar aspectos importantes de la renovación de nuestra vida y misión. Asimismo, pide el P. General leer esta carta teniendo presentes los decretos de la CG36, así como sus últimas cartas sobre Vida y Misión (julio 2017) y sobre Discernimiento apostólico común (Septiembre 2017). (Links)

Así, propone como marco en el que realizar este discernimiento el poner en el centro de la misión de la Compañía el servicio a la reconciliación al que invitaba la CG36 a todos los jesuitas. La carta aclara que la organización del trabajo apostólico de la Compañía no puede recurrir a un único plan apostólico universal, sino que se debe de tener presentes a las personas, tiempos y lugares y de ahí, la planificación apostólica de provincias o regiones. Pero insiste en el importante papel que han jugado las preferencias apostólicas que ante todo han sido la respuesta de la Compañía a las necesidades de la Iglesia. Estas preferencias nos ponen pues en la tensión de buscar el bien más universal, y en orientación para la planificación apostólica de la Compañía a todos sus niveles. Son, al mismo tiempo, como indica la carta, guía para la reestructuración del gobierno y el trabajo en redes entre nosotros y con otros.

Aunque no se establece el número exacto de preferencias a elegir, si se indica que no deben de ser muchas. En cuanto al proceso temporal para la selección señala cinco pasos:

- El primero (octubre 2017-enero 2018) en el que cada conferencia y los superiores mayores prepararán la mejor forma de hacer el discernimiento en sus provincias y regiones.

-El segundo (a concluir en octubre 2018) concierne el discernimiento en tres niveles: el de las provincias y regiones, el de los sectores-redes y el de la Formación de los Jesuitas.

-El tercer paso (a concluir antes de diciembre 2018) implica que los superiores mayores propondrán al P. General cuáles podrían ser estas preferencias.

-El cuarto paso (enero 2019) corresponde al consejo ampliado del P. General, en su reunión de inicios de 2019, formular las recomendaciones al P. General para establecer dichas preferencias.

-El quinto paso, que corresponde al P. General, será el de formular las preferencias apostólicas universales 2019-2029 y presentárselas al Santo Padre.

Ver la carta AQUÍ.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto