Volver

El seguimiento de Jesús, ya seamos laicos o religiosos, implica todas las dimensiones de la persona: razón, sentimientos, voluntad, corporeidad, etc. La historia nos enseña que el diálogo entre estas dimensiones y la espiritualidad y el proyecto del Evangelio es tan complejo como necesario.

Después del Vaticano II, como una ayuda a vivir esas relaciones de manera más armónica y constructiva, se introdujeron en la vida de la Iglesia las mediaciones de las ciencias humanas y sociales, entre ellas, la psicología y el psicoanálisis.

La relación entre experiencia cristiana y psicoanálisis fue precisamente el tema que abordó el jesuita Carlos Domínguez en el ciclo organizado por el Centro Loyola los días 8, 9 y 10 de noviembre.

Los temas desarrollados en el ciclo fueron los siguientes: sentimiento de culpa y pecado, malestar en la cultura del bienestar y sexualidad e institución eclesiástica. Los asistentes han destacado la hondura, la claridad y, sobre todo, la libertad con que Carlos Domínguez presentó los temas.

Haz clic en el siguiente enlace para descargar los audios de las conferencias - audios

 

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto