Volver
El Papa Francisco pronunció un duro alegato contra las armas nucleares y en favor de un desarme integral en su intervención ante la
“Conferencia Internacional para un mundo libre de Armas Nucleares” convocada en el Vaticano, en la que han participado 350 expertos
de todo el mundo. El Seminario de Investigación para la Paz de Zaragoza ha estado representado por su directora Carmen Magallón.
 
El Papa afirmó que hay que condenar con firmeza la amenaza de su uso e incluso su propia posesión  y existencia. Las armas de destrucción masiva
nunca pueden constituir la base de una convivencia pacífica entre los miembros de la familia humana. Sin embargo, en nuestro mundo desordenado,
no faltan luces de esperanza. Francisco cita como significativo ejemplo “la histórica votación en la sede de la ONU (27/3/2017) que determinó que
las armas nucleares no sólo son inmorales sino que deben ser consideradas un ilegítimo instrumento de guerra”. 
 
El Seminario de Investigación para la Paz, junto a otras muchas instituciones de nuestro país, ha solicitado insistentemente que España ratifique
el “Tratado sobre la prohibición de armas nucleares”, acordado en Naciones Unidas por gran parte de la comunidad internacional, al que el Papa
se refiere y sin embargo no ha firmado Gobierno español.
 
 
 

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto