Volver

Hay quien piensa que una vez terminada la Congregación General ­-hace ya más de un año- la Curia de Roma dejó de tener interés para la Universal Compañía. Nada más lejos de la realidad. Su día a día ha tomado un interesante matiz a raíz de las propuestas que la Congregación dejó encargadas al gobierno ordinario de los jesuitas. Y es que, aunque el principal trabajo de la Curia de Roma es apoyar al Padre General en su misión de liderar la Compañía de Jesús, en este primer año de gobierno mucho del trabajo se está desarrollando en torno a las cuestiones abiertas por la Congregación a finales del 2016. De esta manera, bajo el liderazgo del nuevo Asistente General para la Planificación y el Discernimiento, John Dardis SJ, se han creado 10 equipos de trabajo que están siguiendo los distintos temas que la CG36 ha dejado pendiente de revisar.

Las cuestiones abarcan desde la revisión de la fórmula de las congregaciones hasta el estudio de los modos de gobernanza de nuestras redes globales. Muchos de los grupos se centran en hacer revisión y evaluación de procesos en marcha como la reestructuración de provincias y regiones, los modelos de Conferencias de Provinciales, las políticas de protección y buenas prácticas ministeriales o los estatutos de pobreza. Otros grupos tienen objetivos más innovadores como buscar la promoción de la solidaridad interna en la Compañía o acompañar la revisión de las preferencias apostólicas universales. Algunos de los comités de trabajo ya están dando resultado haciendo recomendaciones al General que están empezando a dar fruto. Otros comités continuarán trabajando todo el 2018 e incluso parte del 2019. Es importante explicar que cada equipo está compuesto por oficiales de la curia implicados en la temática y personas externas (jesuitas o laicos/as) con experiencia específica en el tema. Entre estos últimos hay cuatro jesuitas de nuestra provincia: José Ignacio García (Revisión la Fórmula de la Congregación), Juanjo Etxebarría (Revisión de Reestructuración de Provincias), Enric Puiggròss (Vocaciones) y Dani Villanueva (Gobernanza de Redes Globales y Revisión FACSI).

Esta mezcla está generando una interesante e intensa dinámica de continuas conversaciones, consultas y reuniones tanto virtuales como presenciales, en Roma. Sólo hay que echar un vistazo al listado de huéspedes en la Curia, o a la mezcla de personas que se dan cita en el comedor, para intuir el impacto que este modo de proceder está teniendo en nuestra curia.

 

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto