Publicado: Viernes, 21 Diciembre 2018

Los alumnos entrevistan a Martín Mateo SJ en la Semana Ignaciana

Desde el pasado lunes se celebra la Semana Ignaciana en el colegio San Ignacio de Oviedo. Durante la misma se ha proyectado la entrevista en vídeo que tres alumnos de 5º de Primaria, uno de cada sección, realizaron al P. Martín Mateo SJ para conocer el estilo de vida de los jesuitas de primera mano. El encuentro formaba parte de un proyecto que llevan trabajando los alumnos de este curso desde noviembre sobre la Navidad. Para ello, entre otras actividades, han entrevistado a un jesuita astrónomo acerca de la estrella de Belén y a Martín Mateo en concreto sobre la Navidad en los países en que ha vivido y en su infancia. En el marco de la semana ignaciana estas iniciativas contribuyen a que el resto de alumnos conozcan más a los jesuitas.

En esta larga entrevista el P. Martín Mateo repasa aspectos de su vida y misión como jesuita. A través de las preguntas, bien preparadas y pensadas por los alumnos de quinto, conocemos cómo le llegó su vocación y el momento en que le dijo a su padre “Quiero ser jesuita”, así como la carta en la que le pedían que marchara a Nicaragua, cuando todavía no sabía situar bien en el mapa este país. Se lo pensó 3 días, y con la frase “Los barcos están hechos para navegar, no para quedarse en el puente” les explica a los niños cómo decidió emprender esa aventura. Los inicios de la misma fueron muy difíciles porque al poco de llegar, la víspera de Navidad, hubo un fortísimo terremoto en Managua que destruyó casi toda la ciudad. Martín Mateo responde sin reparos, con anéctadotas y con grandes dosis de humor a estos aprendices de periodistas: ¿Qué es para ti lo mejor de ser jesuita? “Servir a Dios y a los hombres”; ¿Te has planteado dejar de serlo? “Nunca, por la gracia de Dios.”

En otro momento los alumnos le preguntan exhaustivamente por la Navidad de su infancia, las costumbres, las diferencias con la Navidad actual…y cómo se vivía también en Honduras y en Nicaragua, países donde trabajó 25 años. También explica Martín Mateo su misión allí con profusión, en San Rafael del Sur (Nicaragua), un pueblo de campesinos donde ejerció de párroco y cómo puso en marcha una escuela de capacitación agrícola. Al final de la entrevista, declaraciones que han llamado la atención a muchos alumnos, explica los peligros que sufrieron en los años de la revolución sandinista cuando la escuela estaba amenazada por “La contra” y tuvieron que hacer guardias por las noches, armados, ante el temor de ser atacados.

Y todo ello sin perder la sonrisa.

 

 

ver +

también te puede interesar