Publicado: Martes, 03 Noviembre 2020

El obispo de Mallorca presidió la Eucaristía en memoria de San Alonso Rodríguez SJ

El obispo de Mallorca presidió la eucaristía con motivo de la festividad de San Alonso Rodríguez SJ en la Iglesia de Nuestra Señora de Montesión el pasado sábado 31 de octubre. Concelebraron los jesuitas de la comunidad, algún sacerdote diocesano antiguo alumno, y los superiores de los agustinos y los franciscanos, que son vecinos de la Iglesia. Se siguieron las medidas de seguridad en vigor en nuestra comunidad y las del obispado y no hubo veneración de la reliquia ni refresco en el claustro por el covid.  

En la homilía, Mons. Sebastià Taltavull puso de ejemplo a San Alonso Rodríguez, precisamente en los momentos de crisis sanitaria que vivimos: “Hemos de reconocer el trabajo humilde, pobre y acogedor de san Alonso. El se hace servidor de todos y con su fidelidad nos ha mostrado el camino de la alegría y la paz. Son valores muy necesarios y más aún en los tiempos de pandemia que vivimos, en que estos valores son antídotos ante la incertidumbre”.

“San Alonso Rodríguez vivió la experiencia de fuerza, de lucha y de consuelo que da la amistad con Jesucristo. Después de años de investigación y lucha, de dificultades laborales y familiares y también de inquietudes religiosas, San Alonso creyó con la fuerza y ​​la capacidad del Señor”, explicó el obispo Sebastián. Habló también de sus principios, claros ejemplos de lo que es ser un cristiano: "un principio de la santidad de san Alonso es su disponibilidad y predisposición ante Dios. Él dijo: haz de mí lo que cualquier cosa que quiera. El caracterizaba su acogida y su bondad. En él la gente veía un ángel, una bienaventuranza viviente ", dijo Taltavull. (Fuente: AgenciaBaleria.com)

ver +

también te puede interesar