Publicado: Lunes, 16 Noviembre 2020

16 de noviembre: En memoria de los jesuitas de la UCA de El Salvador

Todos los años, el 16 de noviembre, en Valladolid, se reúne un grupo de unas cien personas en torno al monolito erigido en memoria de los mártires de El Salvador, un acto organizado por  el Comité Óscar Romero. A este acto suelen asistir los niños del colegio Nacho Martín Baró, la familia de Nacho y de Segundo Montes, que eran de Valladolid, jesuitas y amigos. Este año no ha podido ser, a causa de la pandemia. Sin embargo, un grupo de jesuitas nos hemos reunido en torno al monolito para hacer juntos una oración. Tanto ayer como hoy, hemos celebrado la Eucaristía en su memoria en la iglesia del Corazón de Jesús.

            Estas han sido algunas de las palabras que se han dicho en la Eucaristía: “La situación de pandemia que vivimos no puede oscurecer la memoria de los mártires porque nuestro mundo sigue siendo un mundo de empobrecidos en una globalización de la desigualdad y de la indiferencia, el descarte y el rechazo. Estos días, además, países como Honduras, Nicaragua y Guatemala se han visto sacudidos por el huracán Eta, con miles de víctimas, entre muertos, desplazados y gentes que han perdido su vivienda y sus bienes. Los pobres de nuestro mundo, y sobre todo muchos de los inmigrantes, como el ciego Bartimeo, están a la vera del camino huyendo de la miseria, del miedo, de la violencia, pidiendo justicia, liberación y vida digna. Y muchos, como los discípulos, se lo impiden. Que no entren, que se vayan, que se queden donde están… Estos meses hablamos de la lección que la pandemia puede darnos, lección de solidaridad, de cercanía necesaria, de acogida, de austeridad, de conciencia de la fragilidad que somos… No es fácil que lo consigamos, aunque 'habrá que forzarlo para que pueda ser', como cantaba Labordeta”.

ver +

también te puede interesar