Publicado: Jueves, 17 Junio 2021

Premios Carisma, un reconocimiento de vida para los jesuitas Busto y Pinilla

Esta tarde se celebró en el espacio cultural O’Lumen de los dominicos (Madrid) la entrega de los Premios Carisma de Confer en su segunda edición. Los jesuitas José Ramón Busto y José Luis Pinilla vieron reconocidas sus trayectorias y sus vidas en el campo de la formación y la espiritualidad, el primero y en el campo de la defensa de los migrantes y los derechos humanos el segundo. La gala contó con la presencia de autoridades eclesiales como la presidenta de confer, Mariña Ríos y el secretario general, Jesús Miguel Zamora, el portavoz de la CEE, Luis Argüello o el obispo de Getafe, Ginés García Beltrán.

Por su “por su dedicación incansable, inspiradora y de calidad, a la formación e investigación en el campo de la exégesis bíblica durante cuarenta y tres años” y por su ayuda en la profundización en el campo bíblico a numerosas generaciones de seglares, religiosas, religiosos y sacerdotes “contribuyendo a la revitalización de la fe de nuestra Iglesia”, José Ramón Busto recibió el Premio Carisma de “Formación y Espiritualidad” de la mano de Teresa Comba. Un premió que reconoció que le había hecho mucha ilusión. De sus 65 años -desde que a los 5 años aprendiera a leer- como exégeta destacó que el estudio de la Sagrada Escritura “no solo es meramente teórico sino ha de servir para alimentar la experiencia espiritual de los seguidores del Señor”, algo que seguirá haciendo en su nuevo destino en Salamanca. Aunque en otras tareas, afirmó, “seguiré leyendo, escuchando y proclamando la Sagrada escritura”.

Un emocionado José Luis Pinilla recogió el Premio Carisma especial, del que dijo no ser merecedor, al final de una gala muy emotiva. Se lo entregaron “por su labor encomiable en materia migratoria y defensa de los derechos humanos haciéndose amigo y hermano de los pobres a ejemplo de Pedro Arrupe; vocación religiosa que se hace entrega sobre todo en el desamparado”. Agradeció muy de corazón la entrega aunque para él “los empobrecidos y los migrantes son los destinatarios de este premio” que también reconoce “la grandeza escondida de las gentes pequeñas allí donde la Iglesia ha optado por estar y permanecer”. Sus palabras reivindicaron no solo los derechos de los migrantes y el reclamo de leyes más justas para ellos, sino también un reconocimiento “de todo lo que aportan a nuestra cultura, sociedad e Iglesia”.  

También fueron galardonados con estos premios con los que CONFER reconoce los valores evangélicos de personas e instituciones: la Fundación Madrina, la Iglesia en Canarias y en particular el capellán del CIE, Antonio Viera, Raquel Perez Sanjuan (directora de la Comisión Episcopal para la Educación y la Cultura), los Jóvenes Dehonianos por su pastoral juvenil vocacional; los capellanes de Hospitales durante la Covid; la escritora, actriz y directora de cine Mabel Lozano por su lucha contra la prostitución, explotación sexual y la trata de seres humanos; la Fundación Pablo VI por su diálogo con la política, cultura y sociedad y Jordi Sabaté, enfermo de ELA por su incansable empeño en acercar el conocimiento de esta enfermedad degenerativa a la sociedad e impulsar su investigación, todo ello a través del humor y siempre en defensa de la vida.

La gala se puede ver en el canal You Tube de Confer.

ver +

también te puede interesar