Volver
El pasado viernes día 24 de noviembre anuncié el nombramiento de la persona que llevará esta nueva delegación con una duración de, al menos, tres años. También en la carta de comienzo de curso se comentaba la necesidad de esta función en una Provincia tan extensa y donde el provincial llega con dificultad, especialmente a la definición precisa de nuestras presencias actuales y futuras, con continuidades, aperturas o cierres. Agradezco a Patxi Alvarez de los Mozos su disponibilidad ante este reto y la ilusión para poder sacar adelante este cometido.

Como delegación provincial, no supone una cesión de jurisdicción apostólica por parte del provincial sino una ayuda y asesoramiento apostólico al provincial para renovar el proyecto apostólico, analizar la situación tanto de sectores como de plataformas, posibilitar la integración de ambos, conectar sistemáticamente las posibilidades y las necesidades que tenemos y potenciar todo lo que pueda ser colaboración en la Misión. De este modo, podremos responder a una de las percepciones mejorables de la integración que es la selección de ministerios. Como sabéis, en la encuesta de Provincia del pasado mayo era el factor menos valorado tanto entre jesuitas como laicos. Todavía no se ha diseñado el proceso de preparación del proyecto apostólico y los pasos subsiguientes ya que, desde este momento, nos ponemos en marcha para su elaboración.

Antonio J. España Sánchez, SJ.
 
 

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto