Volver

Este fin de semana hemos tenido la primera sesión del Tiempo Arrupe. Bajo la sabia dirección del Padre Cerdá, nos reunimos en la casa de ejercicios Santa María de la Institución Javierana en Galapagar, Madrid. 

El grupo está formado por doce escolares: (ver foto)
 
Primera fila,  de izquierda a derecha: Lluís Salinas (ESP), P. Cerdá (ESP), Michael Debono (EURO-MED), Manirakiza Ezequiel (RWB), Anuj Minj (RAN), Giuseppe Amalfa (EURO-MED), Benjamin Nsengiyumva (RWB) y Roberto Villasante (ESP). 
 
Segunda fila, de izquierda a derecha: Pedro Rodríguez-Ponga (ESP), James Balmuchu (RAN), Joao Sarmento (POR), Ángel Benítez-Donoso (ESP) y Nelson Faria (POR). 
 
En este primer encuentro, leímos algunos documentos sobre el sacerdocio en la Compañía de Jesús y tuvimos varios momentos para dialogar sobre las primeras impresiones al iniciar este momento de la formación. 
 
El Tiempo Arrupe dura un año y el objetivo es formar el corazón sacerdotal de los candidatos. Como dijo el Padre Arrupe, “su finalidad será la de una mayor profundización del compromiso de cada uno con su vocación, de forma que pueda tomar una decisión definitiva sobre su respuesta a la llamada a la ordenación, con la mayor claridad y libertad posibles” (P. ARRUPE, “Sobre la preparación para la ordenación sacerdotal”, en La identidad del jesuita en nuestros tiempos, Sal Terrae-Santander 1981, 327-332). 
 
Os pedimos a todos vuestras oraciones para este tiempo de formación. 
 

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto