Volver

El pasado 8 de enero, la comunidad de Cartuja en Granada organizó una cena compartida con un grupo de migrantes africanos que están residiendo en esta ciudad mientras que soluciona su situación administrativa. Fueron unos 7 invitados de diferentes países africanos (Guinea Conakry,Mali, Congo, Costa de Marfil y Sierra Leona) que pudieron compartir sus experiencias y sus impresiones con la comunidad mientras cenábamos.Los jesuitas con formación francófona tuvieron un protagonismo especial para facilitar la conversación. La sensación final fue la habitual en estos casos: es mas lo que recibimos de ellos que lo que le damos con estos gestos

El origen de este precioso encuentro está en la meritoria iniciativa de los Padres Combonianos aquí en Granada quienes desde el pasado mes de diciembre han acogido en su propia casa a 19 emigrantes que llevaban días durmiendo en la calle junto a la estación de autobuses. Allí habían sido dejados por la policía que los trajo desde Almería donde todos habían llegado en la misma patera desde Alhuceima. Le dijeron que una ONG les recogería, cosa que nunca ocurrió. Algunos han partido después hacia Francia pero la mayoría continúan alojados en la casa de los combonianos. Otros nuevos que también dormían en la calle han sido también acogidos.

Este gesto  ha desencadenado una ola de solidaridad con el grupo y con los combonianos por parte de muchos colectivos y personas (Granada Acoge, CVX, Colegio Mayor Jesus-Maria, Comedor de San Rafael de los hermanos de San Juan de Dios, etc).

La comunidad de Cartuja ha estado cercana a todo este proceso y ofreció el poder acoger a este grupo para cenar en la comunidad. El grupo de emigrantes ha venido a la comunidad en dos días consecutivos, una parte del grupo cada día. Solo oir sus relatos estremece el alma y afina nuestra solidaridad. Incluso invita a proponer o soñar. Por ejemplo: aquellas comunidades jesuitas o de otras congregaciones que no pueden, por el motivo que sea,  acoger en su vivienda un emigrantes como proponía el Papa Francisco ¿no podríamos al menos compartir comida (al menos una vez por semana) con alguno de ellos? 

 

 

 

 

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto