Volver

Antonio Betancor nació en Las Palmas de Gran Canaria, junto al mar: en la playa de las Canteras. Allí vivió su infancia y desde aquella arena entró en la Compañía de Jesús. Desde comienzo de los años 70 fue a vivir a Paraguay. El cáncer lo trajo de vuelta a Gran Canaria donde ha pasado sus últimos de meses de "retiro, soledad y silencio; y me llevo bien con las tres", nos decía. Murió en una habitación con vista a la arena de la playa y al agua del Atlántico. Para nosotros ha sido una oportunidad de encuentro con su familia y para volver a mirar al otro lado del mar, a donde tantos compañeros nuestros han sido enviados para vivir la misión de la Compañía de Jesús. Sus cenizas reposarán en el panteón familiar, en el panteón de la Compañía en Gran Canaria y en Paraguay... a donde piensan llevarlas sus hermanas y hermanos. Nos quedamos con la estampa de Antonio mirando al mar junto al que nació y agradeciendo el camino que el Señor le ha hecho vivir.

 

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto