Volver

La gran sorpresa por un homenaje inesperado es la que se ha llevado el hermano Sierra durante las fiestas del colegio de San José. Los disfraces y la temática de esta edición era el deporte y el colegio vio la oportunidad de dedicar al fundador del antiguo Club de Esquí del Colegio San José todo un homenaje. Pero además de recibir el caluroso aplauso de todo el alumnado, recibió los honores del alcalde de Valladolid. Óscar Puente supo de esta celebración y quiso participar otorgándole todo el protagonismo al homenajeado. Trató de pasar inadvertido antes de subir a la tarima para hacerle entrega de una reproducción de la fachada del ayuntamiento con una placa conmemorativa y dedicarle unas cariñosas palabras de reconocimiento: “Poca gente sabe que durante los años 80 y 90, el deporte de montaña y el esquí vivió un momento de esplendor en Valladolid. El alma mater de ese éxito fue Ángel Sierra”, dijo el alcalde. “Yo fui monitor de esquí durante 10 años. Me enteré de que le hacían este homenaje y me parecía importante que la ciudad de Valladolid, a través de su alcalde, le entregase hoy la reproducción de la fachada del ayuntamiento con una placa con su nombre”.

Además, Puente destacó los valores del hermano Sierra: “No solo formó esquiadores, sobre todo formó personas. Nos enseñó a tener responsabilidades. Dio confianza a mucha gente joven que antes enseñaba a los niños.  Y eso ha sido fundamental para mucha gente de Valladolid”, comentó. “He venido a darle las gracias y decirle que el deporte de Valladolid, el esquí y el montañismo, le debe muchísimo”.

 

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto