Volver

La Tercera Probación de Salamanca fue a despedir este tiempo privilegiado de Compañía a Villagarcía de Campos con un triduo.

El encuentro con compañeros mayores, algunos de ellos antiguos misioneros en Uruguay o en Taiwán, propició compartires llenos de nostalgia e curiosidad. Timo nos animó a ir "a por lo que viene" que son misiones llenas de posibilidades que Dios conoce.

Al fin de estos casi 7 meses llenos de experiencias desde la raíz de nuestra vocación, los tercerones queremos agradecer a Timo (instructor), Yansi (su ayudante), Antonio (el provincial, con el que deparamos hace unos días) y a todos los compañeros de la Provincia de España con los que hemos compartido vida y esperanzas en este tiempo. Laus Deo.

 

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto