Publicado: Viernes, 24 Mayo 2019

Casa Ricci: el legado del P. Luis Ruiz SJ en China

De la mano del Secretariado de Misiones de la Provincia de España de la Compañía de Jesús, el jesuita argentino Fernando Azpiroz, SJ, director de la Casa Ricci en China, ha ofrecido sendas conferencias en Madrid y Asturias y ha recorrido también otras provincias de Europa hablando de esta institución social que cumple ahora 30 años desde que la fundara en el país asiático el jesuita español Luis Ruiz, SJ.

Azpiroz pasó por Jesuitas Maldonado (Madrid) el pasado 21 de mayo. Tras su presentación por parte del director del Secretariado, Peter Llobell, SJ, explicó la misión de la institución: «Si China lo que quiere es unir al mundo a su manera, Casa Ricci lo que quiere es unir a China para que cumpla su papel en el mundo incorporando a los desfavorecidos».

Casa Ricci se encarga, principalmente, de atender a personas afectadas de lepra y VIH. Mediante un trabajo de cuidados y de crear comunidad, en colaboración con otras organizaciones e instituciones religiosas, la Compañía de Jesús trata de reincorporar al mundo a las personas excluidas de la sociedad. «Hay sonrisa pero hay dolor. Así es la realidad de nuestros centros», explicó el jesuita. Explicó de manera pormenorizada su misión y cómo esta se une a las Preferencias Apostólicas de la Compañía de Jesús. No solo se atiende a personas enfermas: Casa Ricci acompaña espiritualmente y forma profesionalmente a las personas y comunidades que se acercan a los centros, impulsa proyectos ecológicos, etc. 

Casa Ricci Social Services atiende a más de 4.000 personas afectadas de lepra en 64 centros repartidos en 13 provincias del país; gestiona 5 hogares de personas afectadas por VIH, con un total de 40 niños, más de 300 madres y adultos, 200 adultos en riesgo de infección de SIDA y 1500 estudiantes de familias en situación de pobreza.

El “Angel de Macao”

Su charla en la Escuela de Comercio de Gijón el 23 de mayo puso en valor la inmensa labor del jesuita español Luis Ruiz Suárez (1913-2011) en favor de los enfermos de lepra y otros colectivos estigmatizados, que le valió el sobrenombre de “El Angel de Macao”, antigua colonia portuguesa del país asiático.

Luis Ruiz fundó en China 140 leproserías, junto a numerosos asilos y centros para enfermos mentales. Azpiroz detalló cómo están trabajando en la realidad intentando conectar en red todas estas leproserías y recalcó todo lo que nuestra sociedad y la sociedad asiática podemos aprender de las personas vulnerables a las que atienden.  

ver +