Publicado: Miércoles, 19 Febrero 2020

Reconciliar la vida cotidiana

Ha proseguido el trabajo dentro del “Proyecto para una convivencia reconciliada”, que ocupa al Centro Pignatelli de Zaragoza y al Seminario de Investigación para la Paz junto con otros Centros Fe-Cultura-Justicia de España. Sobre la base de que la capacidad para vivir en paz con uno mismo condiciona las relaciones sanas con los demás, se ha dado otro paso para abordar la reconciliación de la vida cotidiana. La sesión ha estado centrada en el ámbito familiar: las posibles fracturas y necesidad de puentes en un espacio en el que se cruzan relaciones de vida, entre generaciones, entre géneros, entre parejas, y en que el contexto cultural y sociopolítico tiene una notable influencia.

Ana Carmen Goldáraz, directora del Centro de Atención a la Familia (CAF) del Centro Pignatelli, propuso una identificación de las rupturas más habituales que afectan a la familia en su ciclo vital y en su contexto espacial, en su impacto personal, de pareja, familiar o estructural. Insistió en que  una posible violencia no es sólo física sino psicológica, emocional, sexual, e incluso económica. La incomunicación y la comunicación están entre los factores claves de alarma o por el contrario de terapia. 

Pilar Maldonado, directora de la Oficina Técnica de Transversabilidad de Género del Ayuntamiento de Zaragoza, se centró en la violencia de género: cuál es su especificidad, sus rasgos y avanzó propuestas interdisciplinares para su superación. Afirmó necesario comenzar por aclarar conceptos y desvelar los verdaderos problemas en situaciones muchas veces muy sutiles que producen sentimientos de miedo, vergüenza y culpa. Indagó y compartió la valoración de los recursos individuales y sociales para manejar situaciones a veces de supervivencia. Ambas exposiciones no sólo trasmitieron un amplio bagaje teórico, sino una larga experiencia práctica.

La sesión tuvo lugar en la sede del Real e Ilustre Colegio de Abogados de Zaragoza con la participación de unas 200 personas. Como es habitual en la metodología siguió un grupo de trabajo de 30 personas que durante cuatro horas profundizaron y debatieron los aspectos claves del tema.

 

ver +