Publicado: Miércoles, 20 Octubre 2021

Asamblea Anual de Pueblos Unidos

 

Más de 60 personas se reunieron el pasado domingo en Casa San Ignacio en la Asamblea Anual de Pueblos Unidos. Voluntarios, trabajadores y también algunos de los usuarios pudieron compartir vida, experiencias y reflexión. Un momento de gran intensidad para los participantes que les anima a seguir trabajando para hacer de Madrid una ciudad un poco más justa y acogedora con las personas migrantes.

A continuación, la crónica escrita por José Luis Pinilla, SJ:

“Tienes que entenderlo, nadie pone a su hijo en un barco salvo que el agua sea más segura que la tierra”. Estos versos de la poeta anglo-somalí Warsan Shire me vinieron a la memoria al escuchar el relato testimonial de Hamoudi, el joven migrante de Malí narrando su experiencia- siempre con una sonrisa-  atravesando África hasta llegar a Madrid. Hay otros: “nadie deja su hogar salvo que su hogar sea la boca de un tiburón”). Hogar, mar, tierra… de todo ello hablaba y nos emocionaba – lo hacía siempre con la sonrisa en los labios- a todos los que asistimos el pasado domingo 17 a la Asamblea (¡presencial por fin¡)   del voluntariado de Pueblos Unidos, una  casa con dos puertas ( en La Ventilla y en Maldonado) . Estoy deseando que Hamoudi sea capaz también de pintar su experiencia, (incluido su salto de la valla donde dos compañeros murieron posteriormente) pues es pintor ( nos lo desveló un  asambleísta, al ver que el maliense por modestia no lo declaraba). Y además futuro electricista. Entonces veré como traduce en colores su experiencia vital. Su historia, su familia, sus gozos y sus dolores ( Marruecos, Melilla, Pateras…).Todo lo que fue desgranando en un viaje testimonial hacia nuestro deseo de seguir aprendiendo de ellos.

 Sigue leyendo aquí: Ver +

 

ver +