Publicado: Martes, 23 Abril 2019

Celebrar la Pascua en pueblos de la sierra de Aracena

Alájar, Santa Ana la Real y Linares de la Sierra se encuentran en la Sierra de Aracena, al norte de la provincia de Huelva, entre Aracena y Jabugo. Tienen un solo párroco quien, esta Semana Santa tenía que atender también Cortelazor por convalecencia de su párroco… también de otros pueblos y aldeas. Esta comarca forma parte de la España vacía, efímeramente repoblada por hijos de los pueblos y turistas en fines de semana y vacaciones en primavera y otoño. Los paisajes son espectaculares: bosques de castaños, robles, alcornoques, madroños… en los que pacen los cerdos en montanera. El panorama humano no es tan bucólico.

Es mi segunda Semana Santa en la comarca, como antes, en los años valencianos ayudaba también a párrocos con varios pueblos a su cargo. El esquema es simple: celebrar los oficios en dos pueblos cada día, asistir a los feligreses en la Hora Santa, los viacrucis… allí donde me envía el párroco. Cuenta con dos religiosas que el año pasado me acompañaban, a él este año. Y la segunda vigilia pascual, concelebrada en Alájar, con bautismo y primera comunión de un chico de 17 años y de su hermana de 9.

Además de los servicios ministeriales, son días de relativo descanso, con algunas horas para las labores de edición que tengo en marcha y tiempos para visitas, paseos por el monte… Servicio descansado, que alivia el peso del párroco. Tiempo también para enriquecernos con nuestras perspectivas distintas sobre el ministerio: en su caso, verdaderamente en territorio de misión, medio cristiano, medio descristianizado, medio recristianizado. Una experiencia que merece la pena. 

Josep Buades Fuster SJ

ver +

también te puede interesar