Publicado: Sábado, 27 Abril 2019

Una misión confirmada y renovada

La jornada del sábado de la Asamblea de Provincia estuvo centrada en los elementos del Proyecto Apostólico referidos más directamente a la misión. Por la mañana, el responsable de discernimiento y planificación apostólica, Patxi Álvarez de los Mozos SJ, ofreció una ponencia guiada por cuatro imágenes: la de los primeros compañeros en Venecia, que nos habla de amistad, discernimiento y servicio; la de la encarnación, que nos habla de un Dios que siembra procesos, transformando personas y comunidades a lo largo del tiempo; la imagen de la debilidad frente al poder, que nos habla de los fracasos y cruces desde los que experimentar el aliento de Dios; y, por último, la imagen de la frontera, que nos habla de la necesidad de sumar fuerzas. Necesitamos modelos de colaboración que generen novedad; y para imaginarlos, puede ser de ayuda el esquema del «proceso de misión», que comprende cinco fases: acompañar, servir, investigar, sensibilizar y defender. Ningún sector u obra puede hacerse cargo de todas ellas; y aunque las cinco sean hoy parte del apostolado jesuita, el grueso de nuestros recursos está volcado en el servicio y, en menor medida, en sensibilización. Necesitamos integrar el resto de las fases en un proceso que responde, en definitiva, a la integralidad que caracteriza a la Compañía.

Para completar la mañana tuvimos una mesa redonda sobre algunos «focos apostólicos» señalados por el proyecto de Provincia y por las preferencias universales. David, Mª Carmen, Juanjo y Félix nos hablaron de Ejercicios Espirituales, hospitalidad, pastoral juvenil y medio ambiente. Describieron el trabajo que se está llevando a cabo en esos ámbitos y los aprendizajes que se han derivado de ello; y dejaron interrogantes y desafíos importantes que nos afectan a todos, más allá del sector al que estemos vinculados: estamos llamados a seguir adaptando las propuestas que promueven la espiritualidad ignaciana; a tejer una red real para construir una cultura de la hospitalidad; a integrar la transmisión de la fe a los jóvenes como horizonte compartido de nuestra misión; y a asumir el cambio de paradigma que el cuidado de la creación exige. En las referencias que los ponentes se hacían unos a otros, se percibía que las diferentes prioridades se alimentan y enriquecen mutuamente: la espiritualidad es a su vez herramienta clave para la pastoral con jóvenes; estos están, por otro lado, a la vanguardia en la lucha medioambiental; y esta no es, en definitiva, sino una actualización de la lucha por la justicia a la que responde también el trabajo por una cultura de la hospitalidad.

La tarde comenzó con reuniones por grupos, para conocer 17 experiencias de muy diverso tipo: diálogo intercultural e interreligioso, ciudadanía, comunicación, pastoral familiar, etc. Después llegó uno de los momentos más cargados de emoción de todo el encuentro: una mesa redonda en el plenario en el que tres personas —Cecilia, Juanjo y Sonia— compartieron a corazón abierto las historias de sus vocaciones particulares. Fueron testimonios conmovedores, de personas que han experimentado el halito de Dios en momentos de fragilidad, compromiso, dudas, ilusión, discernimientos, alegrías, convicciones… Bajo ese impacto tocó después realizar, en reuniones de PAL, la revisión del día, rememorando dónde nos había ardido el corazón a lo largo de la jornada. A continuación, en la Eucaristía, Cipriano Díaz Marcos SJ nos ayudó a caer en la cuenta de la experiencia pascual que se había producido en la Asamblea: «experimentar que Cristo vive, que es una fuerza que tira de nosotros , que arranca lo mejor de nosotros mismos»…

Hubo, claro, ratos de asueto y descanso, con visitas a la «Santa Casa» de Ignacio, su hogar natal y donde experimentó su «conversión»; y al hospital de la Magdalena, donde Ignacio quiso alojarse entre enfermos y necesitados, a su regreso de París. Como colofón final, antes de retirarnos a descansar, un espectáculo de teatro de improvisación, insólito en Loyola, a cargo del grupo Yeeha!, que provocó momentos de hilaridad entre una audiencia entregada, que no dejó de interactuar con los actores.

ALBUM DE FOTOS

ver +

también te puede interesar