Publicado: Viernes, 21 Junio 2019

Arranque del simposio Internacional de Psicología y Ejercicios

Desde primera hora de la tarde en el Centro de Espiritualidad de Loyola (CEL) comenzó el recibimiento de los participantes en el Simposio así como la entrega de materiales. Poco a poco los más de doscientos integrantes del evento fueron acomodándose en las instalaciones del CEL, el Santuario, el Hotel Arrupe y la casa de las religiosas de Jesús María.

A las 18:00 tuvo lugar en el nuevo auditorio de Loyola la inauguración del Simposio. Después de la presentación del Rector de la Universidad Pontificia Comillas, tuvo lugar la intervención del Rector del Santuario de Loyola, el P. Ignacio Echarte, sj. En sus palabras recordó la importancia que la espiritualidad ignaciana (cuyo origen se encuentra en la conversión de Ignacio en la Santa Casa de Loyola) ha tenido en las vidas de tantos hombres y mujeres de nuestro mundo. En la misma línea fueron las palabras del Obispo de San Sebastián, Monseñor Ignacio Munilla, quien además invitó a los asistentes a no sólo atender a las ponencias, sino también a orar y experimentar a Dios en la Capilla de la Conversión. Posteriormente, el Provincial de España, el P. Antonio José España, sj subrayó la importancia de los verbos “sentir y conocer”, recordando que, desde su profunda humanidad constituyen la base de la búsqueda de Dios que es la espiritualidad ignaciana. Tras él, el Rector de la Universidad Pontificia Comilas, el P. Julio L. Martínez, sj aunó el pasado y el presente de la Compañía de Jesús al mostrar como la primera de las preferencias apostólicas, que son los Ejercicios Espirituales, en realidad fue una prioridad de la Compañía desde el año 1521. El acto se cerró con la proyección de un vídeo enviado para la ocasión por el Padre General en el que aunaba las preferencias apostólicas desde los Ejercicios afirmando que a través de la experiencia espiritual que nace de ellos, somos enviados a los pobres, nos ponemos en contacto con los jóvenes y sentimos las heridas de nuestra casa común.

Concluido el acto tuvo lugar la primera ponencia propiamente dicha, a cargo del P. Franco Imoda, sj. En ella dio unas interesantes claves para la vivencia de un equilibrio entre los Ejercicios y la psicología, recordando como éstos nos ayudan a pasar de un nivel de autocontrol a otro de trascendencia, sacrificio y entrega a los demás.

La jornada se cerró con un cocktail en la solana del tercer piso del CEL en el que los asistentes pudieron irse conociendo a la vez que disfrutar de un agradable clima de convivencia.

Ver fotos inauguración

ver +

también te puede interesar