Publicado: Jueves, 30 Enero 2020

Un obispo en la comunidad cristiana de El Clot

La comunidad cristiana de Sant Pere Claver de Barcelona inició, el año pasado, el espacio "Sábados en el Clot", con el objetivo de compartir diferentes experiencias espirituales. Se trata de pensar, rezar o compartir la fe y sus expresiones, en un espacio abierto, gratuito y comunitario de la mano de un ponente que propone con mucha libertad su sugerencia. El pasado sábado 25 de enero tuvo lugar la primera sesión de este año, con el obispo auxiliar de Barcelona, Mons. Sergi Gordo, que ofreció la experiencia de su fe vivida como obispo.

La iniciativa "Sábados en el Clot" es una buena muestra del dinamismo de la Comunidad Cristiana San Pedro Claver del Clot, que reúne un gran número de iniciativas pastorales y sociales: catequesis, esplai, grupos de jóvenes, proyectos solidarios... Junto la escuela Jesuïtes El Clot forma parte de la presencia educativa y pastoral de la Compañía de Jesús en el barrio del Clot.

A partir de las preguntas que espontáneamente los asistentes le formularon al principio, el obispo abrió su corazón, explicó los fundamentos de su fe y cómo estos se han profundizado y ensanchado a lo largo de su vida, hasta el cotidiano de su episcopado.

Nacido en el seno de una familia migrada y obrera que se instaló en Cornellà del Llobregat hace un poco más de cincuenta años, su fe se inició en torno a la parroquia. Mons. Gordo recorrió su itinerario como creyente, sacerdote y ahora obispo, destacando la importancia de los referentes de vida cristiana que acompañan y determinan este itinerario.

Apasionado de la música, siempre habla en términos de acción coral cuando se refiere a su ejercicio presbiteral y episcopal y no vive en soledad su acción dentro de la Iglesia. Frágil como cristiano, nuestro obispo se siente acompañado por la fraternidad episcopal mientras vive la alegría de ser llamado por el Evangelio. Se siente acompañado por Jesús de quien afirma que sin él no podemos hacer nada mientras hacemos el camino sinodal que es el camino que se hace juntos.

Con sinceridad y en un clima de amistad y confianza, el obispo auxiliar de Barcelona explicó cómo vive su servicio como obispo, desde la disponibilidad, la profesionalidad y el descentramiento, consciente de que Jesús, como referente del episcopado, nació en un pesebre y murió en un calvario. Ahora, más que nunca, su acción de cristiano se aleja del actuar aislado de un francotirador y del caer en la corrupción de su ser para los demás.

Para él, el nombramiento de obispo es una llamada a la conversión, a aprender a vivir cuando no caes bien a todo el mundo y donde no siempre eres ni el que va delante ni el que va detrás del grupo. Ser obispo es trabajar con los ojos del Señor en una Iglesia hecha desde la humanidad y la proximidad, tal como el Papa Francisco pide.

Después de la charla la Comunidad compartió la celebración de la Eucaristía. La próxima sesión de "Sábados en el Clot" tendrá lugar el 1 de febrero, con el testimonio de la religiosa dominica Lucía Caram, que hablará de los pobres que nos evangelizan.

ver +