Publicado: Lunes, 24 Febrero 2020

Seminario Internacional Fenomenología y Teología en Granada

El viernes 21 y el sábado 22 de febrero tuvo lugar en la Facultad de Teología de Granada un Seminario Internacional de Fenomenología y Teología organizado por la Facultad de Teología de Granada en colaboración con el Institut Catholique de Toulouse y la Universidad Loyola Andalucía.

En el Seminario participaron un buen número de profesores de la Facultad de Teología; tres representantes del Institut Catholique de Toulouse entre los que estaba el Decano de Filosofía, Andrea Bellantone; varios profesores del Departamento de Humanidades y Filosofía de la Universidad Loyola Andalucía y otros invitados, entre los cuales estaba el profesor Miguel García Baró de la Universidad de Comillas. El Seminario buscaba explorar la fenomenología como puente entre filosofía y teología, así como fundamento filosófico del diálogo interreligioso. A cargo de la organización del evento estuvo el Manuel Porcel, profesor de filosofía de la religión y fenomenología en la Facultad de Teología de Granada.

El seminario comenzó con ponencias de los profesores Antonio Martín Morillas, Ángel Viñas y Gonzalo Villagrán estudiando los contactos de la fenomenología con distintas religiones. Tras una visita al antiguo monasterio de la Cartuja de Granada, el profesor Manuel Porcel reflexionó sobre filosofía y teología, y tuvo lugar una mesa redonda sobre la evolución reciente de fenomenología y teología por parte de Alice de Rochechouart y Victor Teba. El sábado, Serafín Béjar estudió el concepto de revelación como puente entre fenomenología y teología, Andrea Bellantone reflexionó sobre qué filosofía para la teología, Miguel García Baró se acercó a la figura de Jean-Louis Chrétien y Antoine Altieri estudió la experiencia estética como lugar de aproximación entre fenomenología y teología.

Este seminario ha querido explorar vías filosóficas para pensar la teología y el diálogo interreligioso, así como explorar también posibilidades de cooperación institucional entre la Facultad de Teología de Granada y el Institut Catholique de Toulouse. De fondo este esfuerzo expresa la preocupación por la profundidad intelectual y por el diálogo con el mundo propio del trabajo teológico en las obras jesuitas. La fenomenología quiere tener por objeto la vida misma, sin prejuicios ni condicionantes, puede así ser un buen instrumento para ser fuente de vida reconciliada como pedía en su día el Padre Arturo Sosa a las universidades.

 

ver +

también te puede interesar