Publicado: Jueves, 14 Mayo 2020

El provincial apela a la solidaridad interna, la reflexión y la revitalización de la fe

En una entrevista en el programa “Lo nuestro” (Radio Ecca) el provincial, Antonio España sj, ha reflexionado sobre lo que estamos aprendiendo como sociedad y como Compañía de Jesús de esta pandemia y del confinamiento. Con el manifiesto de los provinciales jesuitas europeos de fondo (link), aborda en este diálogo con el presentador Fran Villalba su visión de cómo puede cambiar Europa y España tras el coronavirus y nos invita como individuos y como sociedad a trabajar por el bien común.

Antonio España considera que la toma de postura de los provinciales europeos era necesaria para aportar una visión cristiana e ignaciana al conjunto de la Unión Europea. Esta visión apuesta por el bien común, “algo que se está desgastando ahora, en que aparece más el apostar por la nación (…) se ha desgastado muchísimo el bien común en nuestras sociedades.  No se mira al medio y al largo plazo. Hay una visión bastante miope y por eso nuestros políticos están desconcertados”

Esa apuesta, y así se refleja en el manifiesto, pasa por cinco puntos: “Solidaridad, bien común, ecología, países en vías de desarrollo y refugiados, que están dentro del sueño de la Unión Europea, ese sueño de organizar a las naciones de tal manera que traten de buscar puntos en común, de encuentro, para el bien de todas estas naciones, con una vocación internacionalista de querer llevar esto al mundo”.

El provincial considera que si nos dejamos llevar, evidentemente, el individualismo, el estatalismo, la cerrazón de las naciones, nos va a hacer un sistema cada vez más excluyente. Pero si operamos hacia una visión común, podemos alcanzar consensos, algo muy necesario en esta situación. “El manifestó es contestar a la incertidumbre. Si nos dejamos llevar, la incertidumbre es que cada uno se salva la vida. Hay que también buscar un horizonte que no solo nos haga salvar nuestras vidas, como pueblo, como mundo, sino tratar de hacerlo con el mayor número de personas y sobre todo, atendiendo a los más frágiles” ha insistido.

Aporta también el provincial en esta entrevista su visión de la crisis económica sobrevenida y las tres claves que se ha marcado la Compañía de Jesús para este momento. Una, el fortalecer nuestra solidaridad interna entre nuestras más de 200 obras, en las que algunas van a sufrir más por donde están, por los colectivos a los que se dirigen. En este sentido, anunció que se va a lanzar una campaña para cuestiones de emergencia social.

La segunda, es la reflexión, y por eso el provincial ha invitado a los rectores de las universidades jesuitas a que pongan en marcha equipos de análisis para responder a esta incertidumbre. Y, por su parte, los centros Fe cultura Justicia pondrán en marcha seminarios para abordar los efectos de la pandemia.

En tercer lugar, como vocación cristiana de la Compañía, se marca el reto de la revitalización de la fe. “Necesitamos buscar las fuentes de vida y esperanza que como cristianos tenemos” y generar nuevos medios pastorales que miren “donde están las personas buscadoras, que se plantean cosas, que tienen inquietudes (… ) para ofrecerles las respuestas que tenemos” ha dicho Antonio España. Quien también ha explicado cómo las obras de la provincia han tenido que “reinventarse” estos dos meses de confinamiento y cómo tendrán que continuar haciéndolo, por ejemplo, buscando nuevos medios educativos, sobre todo para aquellos alumnos/as que sufren la brecha digital.

Mirando más internamente Antonio España ha reconocido que en estas semanas los jesuitas han aprendido más de profundidad en este tiempo de silencio, “de desescalarnos… de encontrarnos en nuestro ser”. Y también han aprendido a dar mayor importancia a la comunidad, las propias de los jesuitas y las que forman con los laicos. En todas ellas se ha crecido en solidaridad y en oración juntos.  

Finalizó su entrevista pidiendo cautela porque la crisis sanitaria sigue ahí y en ese sentido recordó cómo al primer brote de la epidemia de la gripe de 1928, le siguieron otros tres brotes: “Ser cautos todavía, sin miedo, pero parar proteger a los mayores, a los que no tienen acceso a la comida, a los que pierden su trabajo. A todos ellos tenemos que tenerles muy presentes”.

Escucha la entrevista en este link.

 

 

ver +

también te puede interesar