Publicado: Jueves, 19 Noviembre 2020

Una encíclica imaginativa e iluminadora, que busca soluciones

Una encíclica imaginativa, que busca soluciones, que plantea profetismo amable, iluminadora, que tiene como faro y brújula la parábola del buen samaritano, y es capaz de nutrir nuestras fuentes, dando razón de su título: fraternidad y amistad cívica, y también política. 

Esta son algunas de las impresiones de los ponentes que participaron el pasado martes 17 de noviembre en la sesión de los #DialogosEnRed dedicada a la encíclica Fratelli Tutti del Papa Francisco. El acto, que se realizó a través de retransmisión online, contó con la participación del jesuita y decano de la Facultad de Teología de Deusto, Francisco José Ruiz, la profesora de filosofía y teología en Valencia Lucía Ramón, y el profesor de ética y filosofía del derecho en la Loyola Andalucía, Pablo Font; moderados por el jesuita Manu Arrúe.

Durante la charla se destacó que esta encíclica estaba redactada cuando “irrumpió de manera inesperada la pandemia de la COVID-19 que dejó al descubierto nuestras falsas seguridades” y recoge algunas sombras que deberían ser superadas como la cultura del descarte, la globalización de la indiferencia, el mundo dividido en prescindibles y aquellos que tienen derechos, la cultura del sálvese quien pueda, la negación de la humanidad del otro,....

Con la parábola del buen samaritano, central en la encíclica, surge la pregunta ante las víctimas: "¿Qué hago mío de lo que está sucediendo a los demás?". Y es desde la parábola, en el proceso de construcción social, cuando sitúa la importancia de lo popular y la deformación del populismo, que exacerba el repliegue y la cerrazón, y recuerda que no somos la suma de puros individuos como se plantea en muchos casos desde lo liberal. Anima pues a dialogar, tender puentes y fijarse en la humanidad del otro. A propósito de la propiedad privada, recoge la doctrina tradicional de la Iglesia, confirmada por Juan Pablo II.

En lo que se refiere al tema de la mujer se señaló en el diálogo que hubiera sido bueno que así como el papa cita a hombres que le han estimulado o inspirado, lo hubiera hecho con mujeres que antes y hoy son tan activas en sus aportes a la paz, al ecofeminismo, a la lucha por los recursos para la vida de las comunidades, e incluso en la gestión política de la pandemia.

Finalmente cabe destacar que el papel que propone a las religiones recalca el valor del hecho religioso en la vida humana, que hoy, por lo menos, en Europa, tiende a ser arrinconado a lo privado. Lejos de esto, la experiencia religiosa es parte de la solución de la vida humana plena. Puede dotar de hondura a esta sociedad tecnocrática y sembrar la reconciliación y perdón. En esta reconciliación, se reivindicó en el diálogo, se debería contar con la aportación de la mujer.

El diálogo puede verse en este enlace. La actividad, que forma parte de la programación conjunta que están realizando este curso los centros Fe-Cultura-Justicia de la Compañía de Jesús, ha tenido una muy buen acogida y el vídeo ya cuenta con más de 1.500 visualizaciones. 

 

ver +

también te puede interesar