Publicado: Lunes, 22 Marzo 2021

Finaliza Saliente de Guardia. Un formato fresco para profundizar en el mundo de la salud

"Hay cosas que no caben en un tuit", explicaba Alberto Cano SJ, organizador del proyecto Saliente de Guardia. El pasado martes, 16 de marzo, se realizó la última sesión del mismo en Jesuitas Maldonado. Un formato fresco con una serie de invitados de gran calidad que a lo largo de tres semanas han reflexionado sobre diferentes perspectivas acerca del mundo de la salud, los sanitarios y las vivencias en este año de pandemia.

El primer día, el día 2 de marzo, el tema tratado fue el de la vocación sanitaria, sus retos y las vivencias personales de algunos de los ponentes. Unas veces como doctores, otras como acompañantes en la enfermedad. Luis Chiva, médico especialista en Ginecología y Obstetricia, contaba cómo fue la experiencia del día en que le llamaron para comunicarle su leucemia. Además, se preguntaba qué es lo que se espera de un médico: «tenemos que ayudar a ensanchar la vida de los pacientes, haciéndoles encontrar ese espacio de libertad interior».

Rocío Calvo, enfermera en el mismo campo, habló del reto que supone ser cuidador: «en realidad he venido aquí a convenceros de lo importante que es cuidar», empezaba. «Cuidar es entregar tu mochila emocional en beneficio de otra persona».
El primer día terminó con Carlos Gómez-Vírseda, SJ, médico y promotor vocacional de la Compañía de Jesús en España, que habló de lo que él llama «el mito de la vocación». Charly, como le llaman sus amigos, explicó que se pueden hacer muchas cosas en diferentes lugares... y responder siempre a una misma y única vocación. «Hay personas que de verdad creen que otro mundo es posible», decía Charly.

El segundo día (9 de marzo), Saliente de Guardia comenzaba con la intervención de Alfonso Cruz, médico especialista en Geriatría, que contó cómo fue su experiencia como enfermo de Covid-19, en la primera ola.

Blanca Gracia Gutiérrez, especialista en Cuidados Intensivos, habló de buscar a Dios en la enfermedad. Gutiérrez, explicó cómo fue su vivencia siendo enfermera de Covid-19, qué hacer cuando la medicina ya no cura. Durante la primera ola, Blanca Gracia tuvo que acompañar en la muerte de muchos de los pacientes a los que atendía. «Le pido a Dios ser consciente de que no podemos con todo. Que seamos capaces de descalzarnos delante de nuestros pacientes como terreno sagrado y pongamos nuestras capacidades al servicio de todos», concluía.

El segundo día lo cerró David Cabrera Molino, jesuita y psicólogo. Cabrera ha tenido una gran experiencia sobre la experiencia del miedo. El miedo nos transforma a todos «el miedo nos hace adaptarnos a la vida. Es una emoción que conecta el corazón, la cabeza y la entraña. Hasta Jesús de Nazaret tuvo miedo, así que debe de ser bueno».

En la última sesión, Federico de Montalvo, presidente del Comité de Bioética de España habló sobre la importancia de la ética al trabajar en el mundo de la medicina. ¿Qué pasa cuando no hay respiradores para todos? ¿A quién hay que salvar? «La ética tiene una palabra, porque es lo que explica lo que es justo o no es justo.» Con Diego Real de Asúa, médico especialista en Medicina Interna, pudimos reflexionar sobre las otras víctimas de la pandemia: los que se han sentido solos o abandonados, los propios sanitarios y los estudiantes.

Por último, Tayra Velasco, enfermera de Cuidados Intensivos, pregunta sobre las últimas voluntades: “¿y tú ya tienes plan?”. Naturalizar los procesos de enfermedad y muerte, no tratar a los pacientes como ganadores o perdedores, la atención y el acompañamiento de las personas enfermas y ayudar a estas a priorizar en su vida, para que, si llega el momento, puedan morir en paz.

El ciclo fue una muy buena experiencia de reflexión en la que personas especialistas en la atención personal y personalizada. El formato, novedoso en este tipo de iniciativas, ha reunido a más de 3.000 personas online estas tres semanas y marca un camino a explotar para futuras convocatorias. 

Más que Salud
Más que salud es un proyecto impulsado por los jesuitas Alberto Cano, SJ, psiquiatra y Álvaro Lobo, SJ, enfermero, para tratar de unir el mundo de la salud y de la espiritualidad. Desde hace ya cuatro años, a través de encuentros, retiros y hasta un libro, Más que Salud trata de dar una respuesta creyente en el mundo de los sanitarios.

ver +

también te puede interesar