Publicado: Lunes, 24 Mayo 2021

El Arzobispo celebra el inicio del año ignaciano en Zaragoza

El mismo día de la inauguración del Año Ignaciano, el arzobispo de Zaragoza, Don Carlos Manuel Escribano Subías, presidió la eucaristía y compartió la comida con los jesuitas de las dos comunidades de esta ciudad. La celebración eucarística tuvo lugar en una de las capillas del colegio del Salvador en un clima muy recogido y familiar.

En su homilía, el arzobispo, más que incidir sobre la biografía de San Ignacio, resaltó algunas experiencias de raíz más personal frente al tema de la conversión y de las heridas. Heridas que han mostrado su fertilidad para la Iglesia universal y para la archidiócesis de Zaragoza. Don Carlos agradeció la labor de la Compañía de Jesús, en particular, la renovación pastoral que procura el Centro Pignatelli. El superior de ambas comunidades, Vicente Marcuello, Sj, concelebró y tuvo unas breves palabras finales.

Después de la Misa, pudimos compartir una comida fraterna y festiva de acuerdo con el aniversario que empezamos a festejar. Algunos de los jesuitas de Zaragoza habían trabajado en el pasado con Don Carlos, de modo que el aprecio mutuo viene de lejos.

Este 20 de mayo se había iniciado con varios actos colegiales, desde el vídeo común de inauguración del Año Ignaciano en los colegios, hasta un 500 enorme dibujado sobre la cancha de baloncesto con camisetas de equipos deportivos de todos los cursos del colegio del Salvador.

ver +

también te puede interesar