Publicado: Lunes, 28 Febrero 2022

Un Macroencuentro MAG+S para Vivir a la Ignaciana

Alrededor de 400 jóvenes y acompañantes viajarán a Loyola el próximo 4 de marzo para celebrar el Macroencuentro MAG+S. Un hito de la red de pastoral ignaciana donde jóvenes de toda la geografía española se reunirán en torno al lugar donde comenzó la conversión de San Ignacio. Se trata de un espacio para poder encontrarse, orar, celebrar e inspirarse mutuamente a partir de la referencia de la vida de Ignacio de Loyola. 

El lema que nos convoca en esta ocasión es Vivir a la Ignaciana. Loyola no sólo es el lugar donde nació Ignacio, sino también, el lugar donde cayó en la cuenta de cómo Dios se comunicaba con él. Derrotado tras la batalla en Pamplona y herido en su pierna, pero sobre todo en su espíritu, Ignacio empezó a sentir y descubrir el camino que más le conducía a Dios.

Esa llamada se transformó en una espiritualidad que ha trascendido a diversos carismas, congregaciones, asociaciones de laicos o comunidades. Todos ellos recogen hoy el testimonio de una historia que empezó hace medio milenio. Herederos de esa historia, de una forma de acercarse y relacionarse con Dios, la red MAG+S celebra este año Ignatius 500 volviendo a la raíz.

Desde esa época hasta la actualidad el lenguaje ha cambiado y el mundo también, pero lo que no ha cambiado es la esperanza de que mujeres y hombres de este tiempo puedan seguir escuchando con atención, para discernir qué es lo que más les conduce a Dios.

Este encuentro será una oportunidad para juntar personas de cada grupo y comunidad de la Red MAG+S, compartir lo vivido desde la espiritualidad ignaciana que les une, y celebrar la Fe con oraciones, testimonios, dinámicas, talleres y una gran Eucaristía.

Las herramientas ignacianas como el examen, el discernimiento o la contemplación tendrán una relevancia importante, así como un enfoque hacia las preferencias apostólicas manifiesto en contenidos sensibles hacia el cuidado de nuestra Casa Común, el camino junto con los excluidos y por supuesto el acompañamiento de los jóvenes en la creación de un futuro esperanzador.

Con el deseo de vivir profundamente lo que Dios nos ha confiado y de seguir con más determinación a Jesús, nos encaminamos al encuentro MAG+S con la mayor de las ilusiones.

ver +

también te puede interesar