Publicado: Viernes, 11 Abril 2014

Más de 700 escolares y personas discapacitadas, juntos por una educación inclusiva

Los testimonios y la suma de capacidades de cientos de escolares de centros de Valladolid dieron todo el sentido al Aula en la calle y al lema que sustenta la Semana de Acción Mundial por la Educación (SAME) de este año: 'Sumemos capacidades. Por el derecho a una educación inclusiva'. Entreculturas de Valladolid organizó este gran acto en la calle con la colaboración de colectivos que trabajan por y para discapacitados físicos, sensoriales, psíquicos y enfermos mentales. Y gracias a este trabajo conjunto, la plaza sirvió de puente entre quienes se enfrentan día a día a sus limitaciones y quienes tienen el privilegio de una educación plena. Todos aprendieron de unos y otros: Alicia, madre de un niño con deficiencia auditiva; Miguel, estudiante universitario ciego; Víctor, presidente de Aspaym juventud; Santiago, profesor sordo de lenguaje de signos; Benjamín, estudiante de PCPI en Hostelería de FEAPS; Ana, niña sorda de 9 años; Esther, paralímpica de Pekín 2008 y muchos más, compartieron juntos, ante más de 700 niños de nueve colegios distintos su día y día. Pero también transmitieron lo que una buena educación les ha permitido alcanzar y conseguir para sí mismos. Luis Miguel, presidente de la Federación de Asociaciones de Personas Sordas, Álvaro, de Feafes El Puente y Arancha, socia de ONCE, leyeron el manifiesto que apuesta por que personas como ellas y otros 93 millones del mundo con discapacidad, una educación que les permita entrar en las aulas.

La SAME de este año ha congregado en la plaza de la Universidad a voluntarios de Entreculturas y a representantes de colectivos que trabajan con discapacitados de Valladolid: FEAPS, FEAFES Valladolid El Puente, Centro Educación Especial número 1, Federación de Personas Sordas, ONCE, INTRAS, ASPAS, Federación Polideportiva de Paralímpicos y CERMI. Entre todos llenaron de gente y de talleres toda la plaza.

ver +

también te puede interesar