Publicado: Sábado, 13 Septiembre 2014

Últimos votos en Loyola

El sábado 13 de septiembre Cristóbal Jiménez SJ (Tudela 1968) y Michael Pastor SJ (Bilbao 1972) han hecho sus últimos votos en la Compañía de Jesús en una emotiva ceremonia en el Santuario de Loyola, en la que también se ha homenajeado a los jesuitas de la plataforma territorial de Loyola que cumplen 50 y 75 años como jesuitas o sacerdotes.

Ha presidido la eucaristía el delegado del provincial en la plataforma territorial de Loyola, José María Vicente SJ que en su homilía se ha referido a que la sabiduría de los jesuitas jubilares y la acogida de esa sabiduría por parte de los más jóvenes como Michael y Cristóbal, es «fundamento y ayuda inestimable para seguir en esta historia que empezó Ignacio de Loyola y nosotros con humildad seguimos». Una historia que continúa, porque «es la historia de salvación, la historia de Dios con cada uno y con toda la humanidad». El testimonio de los religiosos y jesuitas es «que la historia puede ser de otra manera de lo que muchas veces vemos o nos cuentan, puede ser historia de salvación». 

En nombre de los dos jesuitas que profesaban sus últimos votos, Michael Pastor SJ ha dado las gracias a todos: a los jesuitas «porque habéis estado ahí todo este tiempo, desde que Cristóbal y yo os prometimos entrar en la Compañía» y también a los colaboradores «que no sois jesuitas, pero sois igual de colaboradores en la misión de Cristo, o en la misión de ir buscando y construyendo el reino de Dios, ese reino para todos, de hermanos del padre Dios». 

Xabier Zabala SJ y Richard Gassis SJ han ofrecido sus testimonios en representación de los jesuitas jubilares. El primero ha dado las gracias a Dios por todo el tiempo compartido y ha recordado la «alegría, paz y fraternidad vividas en la Compañía, en Loyola y en África Central». Richard Gassis SJ por su parte ha contado a los presentes «un cuento… una pequeña historia». Desde el momento en que nació, hubo entre todas las voces alrededor de Richard una voz que él no entendía pero que ahí estaba. Llegó un momento en que empezó a identificarla pero no le hacía mucho caso, pero la voz seguía diciendo: «Richard…». Y siguiendo esa voz, un día Richard Gassis se encontró en Loyola. «Yo así es como me imagino la vida: El Señor sigue diciéndome todas las mañanas 'Richard… ' y yo me despierto '¡Aquí estoy Señor! ¿Qué hago? ¿Qué pasa?'. Y creo que ese es el resumen de mi historia. Después cada uno vive como puede y hace lo que puede, pero esa llamada y esa respuesta han estado presentes siempre».

Tras la ceremonia se ha celebrado una comida en la que diferentes generaciones de jesuitas han compartido experiencias, recuerdos y anécdotas. 

Ver todas las fotos

Video: http://youtu.be/cH7OSIqcsrA?list=UU_6zCnPtsOHN0PFH_FBH4hw

ver +

también te puede interesar