Publicado: Martes, 23 Diciembre 2014

Balance positivo de los primeros meses del Centro de Espiritualidad Ignaciana Pedro Fabro

Con motivo de la conmemoración del primer aniversario de la canonización de San Pedro Fabro SJ, compañero de San Ignacio en París, y quien “tuvo el primer lugar en dar los Ejercicios”, se reunió el equipo de dirección del Centro de Espiritualidad Ignaciana Pedro Fabro de Madrid, a las puertas de la Navidad, para agradecer la publicación del Memorial de este santo discreto y afable, siguiendo la versión que el papa Francisco encargó siendo superior provincial en Argentina en el año 1982. José García de Castro SJ, gran conocedor de esta figura, acompaña la edición con una excelente introducción que nos ayuda a entender y situar mejor el mundo interior del jesuita saboyano.

Este encuentro fue asimismo ocasión para hacer balance de los primeros meses de andadura del CEI Pedro Fabro en el que se ha formado un equipo de más de treinta colaboradores que generosamente están participando en la labor de acompañamiento espiritual de los Itinerarios de profundización de la experiencia de Dios, --sea de forma presencial, sea online a través de la página web www.espiritualidadignaciana.org. A través de esta página también se están ofreciendo cursos de formación para dichos acompañantes como apoyo a su misión. La marcha de los distintos grupos que se han formado y en los que participan unas 170 personas se valoró de forma positiva.  

El Director del CEI Pedro Fabro, Manolo García Bonasa SJ, la responsable de la Secretaría, Rosa Mª Martínez Saldaña ACI, así como el resto del equipo de dirección (Elías Royón SJ, Luis Mª García Domínguez SJ, Carmen Simón FI, Almudena Egea y María Dolores López Guzmán), renovaron su compromiso de dar a conocer la espiritualidad ignaciana, ofrecer Ejercicios adaptados a las circunstancias de las personas y seguir buscando modos de llegar a quienes vivan la necesidad y la añoranza del encuentro con Dios. Las palabras del santo jesuita que da nombre al CEI se han convertido en el lema y fuente de inspiración:“Ojalá todo mi interior, particularmente el corazón, de tal manera cediese al entrar Cristo en él que se abriese dejándole un lugar en el centro del corazón”.

ver +

también te puede interesar