Publicado: Sábado, 23 Enero 2016

El P. José Luis Caravias S.J. (Paraguay) en el Centro Pastoral P. Arrupe de Málaga.

            La Conferencia versó sobre “El trabajo de los jesuitas, Fe y Alegría y CVX en los barrios inundables de Asunción”. El río Paraguay, que abraza en gran parte la ciudad de Asunción, ha crecido en estos dos últimos meses a causa del Fenómeno del Niño, como no lo hacía desde hace bastantes años, Hay desplazadas unas 150.000 personas que tienen que abandonar sus hogares, al quedar sus casa completamente inundadas, y levantar sus frágiles campamentos en las plazas y en los centros de las avenidas de la ciudad.

            José Luis describió la situación actual de la juventud de los barrios inundables; en concreto, él tiene su Parroquia en el Bañado Sur. La juventud está expuesta a la droga muy barata y de muy baja calidad, el crack, y a la pornografía que pueden bajar los adolescentes en sus celulares. Desgraciadamente esto trae como consecuencia una inmensa cantidad de madres muy jovencitas, casi niñas y niños famélicos. Nos decía que en esos barrios “hay mucho que hacer, pero no sabemos qué hacer”. Sin embargo, la presencia de los jesuitas, estando sencillamente con los más marginados y la labor de Fe y Alegría en la educación, es una gran esperanza. La Compañía tiene dos casas: una en el Bañado Sur y otra en el Bañado Norte, donde reside el Provincial,  la cual está totalmente inundada con dos metros de agua.

            El segundo día de la estancia del P. Caravias fue dedicado  a la presentación de dos libros recién publicados por la Editorial PPC: una última edición de su primer libro, Vivir como hermanos. Reflexiones bíblicas sobre la hermandad” y “Dios en mi vida. Viviendo como hermanos”, libro autobiográfico; entre los dos libros han pasado más de cuarenta años y más de treinta libros de José Luis. Los libros fueron presentados por el Director de PPC, D. Luis Aranguren, el cual nos dijo: “En la Iglesia vivimos tiempos de nueva época propiciados por el papado de Francisco. Ojalá no sea una moda pasajera. (…) Este es el caso de José Luis Caravias. Sus escritos antiguos y nuevos tienen el mismo sabor: el del Evangelio de Jesús expresado especialmente entre los pobres. Sus libros tienen ese perfume a Evangelio que convoca a la fraternidad; sus libros nos muestran permanentemente la invitación a volver a Jesús, volver al Evangelio de la vida buena. En este caso, la dirección del Evangelio es la más adecuada para esa Iglesia en salida de la que habla Francisco”.

            Es difícil resumir la presentación que hizo el mismo José Luis pasando por todas las circunstancias de si vida durante estos años: su trabajo en las Ligas agrarias, su secuestro, sus años del Chaco argentino, su salida de Argentina para salvar la vida por consejo del P. Bergoglio, su destierro en El Ecuador, su vuelta al Paraguay. Todos nos emocionamos por su testimonio de fe sencilla, como la de los pobres y comprometida como la de Jesús. Ciertamente ha sido una alegría y una gran gracia de Dios tenerlo entre nosotros.

ver +

también te puede interesar