Publicado: Martes, 19 Abril 2016

La clave ecológica sigue dando sus frutos: de la Pascua a la Semana Ecosolidaria 2016

La celebración de la Pascua en clave ecológica sigue dando sus frutos. Esa experiencia es hoy motivo de agradecimiento y un hito en esa búsqueda de aunar espiritualidad y ecología desde INEA. Una Pascua vivida en pleno contacto con la naturaleza, en Las Cortas de Blas (Montes Torozos), una granja escuela situada en tierra castellana. Una celebración compartida por un grupo muy diverso de unas 50 personas  –matrimonios, jóvenes y niños de comunidades de vida cristiana de Madrid, de Almería, del País Vasco- pero con la misma inspiración: hacer presente la experiencia de la muerte y la resurrección de Jesús en la contemplación del misterio que transmiten los evangelios y en la contemplación de la tierra inmersa en el proceso pascual. “Ahí tenemos una responsabilidad como seres humanos y como creyentes”, argumenta Félix Revilla sj.  

En plena naturaleza, entre los animales de la granja, en la huerta, contemplando el día y la noche, en el paseo por las estrellas y en el camino entre encinas, todos apreciaron aquello que maravillosamente ha sido regalado. Por todo ello, gratitud y también responsabilidad por su cuidado. Y es precisamente este contexto de granja, de vida rural sencilla y de labores comunes donde se repetirán otras experiencias en clave ecológica: Un ecorretiro de fin de semana o la ya confirmada Semana Ecosolidaria del 8 al 15 de julio, ambas en INEA. En en encuentro del verano serán Conchi Peláez stj y José Eizaguirre quienes guíen en la conversión ecológica con la Laudato Si´. Una semana teórico-práctica de vida consagrada ecosolidaria cuya misión es mantener viva la unión de la espiritualidad y la ecología.

“Muchas cosas tienen que reorientar su rumbo, pero ante todo la humanidad
necesita cambiar. Hace falta la conciencia de un origen común, de una pertenencia
mutua y de un futuro compartido por todos. Esta conciencia básica permitiría el
desarrollo de nuevas convicciones, actitudes y formas de vida. (Laudato Si, 202)
ver +

también te puede interesar