Publicado: Martes, 07 Junio 2016

Red Incola presenta su memoria 2015, una labor que llegó a 5.530 personas en ocho ciudades distintas

Félix Revilla, presidente de la Fundación Red Incola, Eduardo Menchaca, coordinador, y Victoria Salinas y Eva García, autoras del trabajo ‘Integración del alumnado de la población inmigrante en Pajarillos’ han presentado la Memoria 2015 de Red Incola. Este documento resume el trabajo de 365 días en atenciones y servicios prestados muy diversos a 5.530 personas inmigrantes y en riesgo de exclusión en ocho ciudades distintas: Valladolid, Madrid, Burgos, Palencia, Segovia, A Coruña, Huelva y Melilla. Este balance coincide con el X aniversario de una ONG impulsada por nueve instituciones religiosas que celebrará el próximo mes de noviembre y en plena elaboración del Plan Estratégico 2016-2019. De ahí que este pasado que  marcó 2015 guía las acciones futuras. La experiencia manda. Si 7 de cada 10 demandas están relacionadas a la educación y al empleo, la red hará especial hincapié en ambas áreas los próximos años. "Queremos desarrollar una asistencia completa a la infancia y juventud", comentaba Félix para quien es necesario incidir en este apoyo integral y evitar el fracaso escolar al que están abocados por su desconocimiento del idioma, entre otros problemas. Las autoras del estudio ratificaron las deficiencias integradoras en el ámbito educativo y que conducen al fracaso escolar: "Se necesitan profesionales cualificados para abordar este problema en los colegios antes de que se conviertan en guetos", comentó Victoria.

En este aspecto, Eduardo Menchaca recordó las 199 becas que han concedido en seis ediciones por un valor de 600 euros cada una. En total gracias al esfuerzo de muchos, congregaciones, particulares, instituciones, la cantidad ha alcanzado los 119.400 euros concedidos. La experiencia revela que los resultados van unidos al seguimiento y la atención integral.  De momento, están trabajando para reunir los 27.000 euros necesarios para a concesión de 45 becas el próximo curso.

La integración laboral es una parte muy importante de la labor de Red Incola. Hablaban de 570 personas que encontraron trabajo, 205 en Valladolid. la bolsa de empleo en el servicio doméstico y la colaboración con empresas han hecho posible estos resultados superiores al curso anterior. Y de este apoyo empresarial surgen iniciativas como la de la bodega Abadía de Retuerta que celebró su segunda vendimia solidaria contratando persona inmigrantes y hoy vende la producción de vino con vistas a donar los beneficios al proyecto educativo de Red Incola. Este es el link para la compra.

Madrid es la última ciudad en incorporarse a Red Incola. Allí una voluntaria de Café Solidario de Valladolid abrió la delegación para poner en marcha un servicio de acompañamiento a personas sin hogar llamado 'Encuentro'. A través de él han atendido a 229 personas desde el mes de septiembre.

ver +

también te puede interesar