Publicado: Lunes, 20 Febrero 2017

El discernimiento comunitario

El pasado miércoles 15 de febrero, convocado por la Escuela Ignaciana de Espiritualidad (EIDES) de Cristianismo y Justicia, se celebró una tertulia-reflexión sobre el discernimiento comunitario en las obras, grupos e instituciones que se inspiran en la espiritualidad ignaciana.

Participaron en la mesa Llorenç Puig SJ i Josep M. Rambla SJ, moderados por Francesc Riera SJ, director de EIDES, y acudieron al encuentro jesuitas y laicos/as de diversas instituciones educativas, sociales y pastorales de la PAT Cataluña.

Tomando como partida la reciente Congregación General, Llorenç Puig SJ explicó cómo el tema del discernimiento fue central a la hora de marcar prioridades y preferencias apostólicas. Una llamada al discernimiento que es también una llamada a la renovación espiritual a partir de profundizar en lo esencial de la espiritualidad ignaciana y que se recoge en la práctica de los Ejercicios.

En este sentido, citó al P. Kolvenbach para enumerar las actitudes personales y comunitarias que permiten un ejercicio lúcido y en profundidad del discernimiento: disponibilidad, movilidad, humildad, libertad. paciencia, habilidad para escuchar y acompañar a otros.

Por su parte, Josep M. Rambla SJ, amplio conocedor de la espiritualidad ignaciana y maestro en el acompañamiento de los ejercicios, advirtió desde el principio que el discernimiento en común no es un invento de San Ignacio sino que está presente en toda la tradición cristiana desde las primeras comunidades, pasando por las reglas monásticas, hasta los diferentes consejos que prevé la Iglesia y que se potenciaron a partir del Concilio Vaticano II. De hecho para Rambla el discernimiento, no es otra cosa que "la calidad que define el cristiano maduro".

El discernimiento comunitario en nuestras instituciones

Ya centrado en la espiritualidad ignaciana, habló de los rasgos más importantes del discernimiento y de las condiciones de posibilidad para realizarlo. Insistió en la palabra búsqueda: el discernimiento no es debate o intercambio de opiniones sino un proceso hermenéutico que se construye a partir de las mociones personales de todos los miembros que forman parte. Como condición de posibilidad para la práctica del discernimiento además de las condiciones materiales de tiempo, oración, paciencia etc... planteó la importancia de que los miembros compartan una común inspiración conspiratio, que es lo que permite que se cree el ambiente positivo y de confianza, que permite el discernimiento en común.

Estas condiciones no siempre se dan pero eso no impide que no sea necesario ni posible. "El discernimiento comunitario es como una utopía que ilumina el horizonte hacia donde tienen que caminar las comunidades o instituciones." La aplicación de algunos de los criterios y métodos que sugiere el discernimiento ya mejoraría mucho la calidad de las reuniones y haría mucho más profundo el compartir y la toma de decisiones.

Tras las dos intervenciones se abrió un turno de palabras, donde las personas, la mayoría responsables de instituciones, pidieron aclaraciones, expusieron sus dificultades y compartieron también la necesidad de seguir recogiendo la llamada que ha hecho la CG en torno a este tema. La tertulia seguramente tendrá continuidad en el futuro. EIDES, el área de espiritualidad de Cristianismo y Justicia, promueve este tipo de espacios de reflexión donde se intenta vincular el estudio de los Ejercicios y la espiritualidad ignaciana con su práctica en el mundo ya sea de la emprendeduría, la educación o las instituciones sociales.

ver +

también te puede interesar