Publicado: Lunes, 20 Febrero 2017

¡Seamos tierra de acogida! Concierto solidario en Barcelona

Este sábado 18 de febrero ha tenido lugar en Barcelona el concierto solidario a favor de las personas migrantes y refugiadas organizado por las escuelas de Jesuïtes Educació conjuntamente con las diversas instituciones de la Compañía de Jesús en Cataluña, y en el marco de la campaña Hospitalidad.

Durante una hora aproximadamente el grupo Singfònics y alumnos de las diversas escuelas pusieron sobre la escena del CCIB (Centro de Convenciones Internacionales de Barcelona) el duro viaje que están sufriendo las personas migrantes y refugiadas: la guerra, la huida de su casa, la peligrosa travesía por mar, y la llegada a otros países donde, lejos de ser acogidos, se encuentran con muros infranqueables.

M. Carmen de la Fuente, directora Migra Studium -entidad de la Compañía de Jesús que trabaja en el ámbito de las migraciones- descataba en su intervención la importancia de conocer la realidad de estas personas que tienen que huir de su casa para que esta realidad nos conmueva y nos mueva a actuar. Del mismo modo se expresó el delegado de los Jesuitas en Cataluña, Llorenç Puig SJ, que animaba a no permanecer indiferentes ante el impacto que nos provoca esta realidad. "Sí podemos hacer algo", dijo Puig, "mirar y descubrir lo que pasa, y comprometernos creando en nuestra vida un espacio de servicio y voluntariado".

La organización de este concierto ha implicado la comunidad educativa de las escuelas de la red Jesuïtes Educació y han sido los propios alumnos de la red quienes han subido al escenario para hacer oír sus voces junto a la cantante Lucrecia, interpretando la canción Refugios, compuesta especialmente para esta ocasión. El director de Jesuïtes Educació, Enric Masllorens, ha querido precisamente destacar el papel de la educación, que nos aporta más comprensión mutua, más responsabilidad y solidaridad, para poder pasar de la hostilidad a la hospitalidad.

"Abramos los ojos, el corazón y las manos. Abramos tantas fronteras cerradas y hagamos de nuestra casa tierra de acogida", pedía Llorenç Puig al acabar el concierto.

Los fondos recaudados con este concierto solidario se destinarán a tres proyectos de apoyo a personas migrantes y refugiadas: el trabajo del JRS en los campos de Maban, en Sudán del Sur, donde las necesidades humanitarias son enormes y donde trabajan dos jesuitas catalanes; el acompañamiento a la población migrante que llega a la frontera Melilla-Nador, proyecto en el que el Servicio Jesuita a Migrantes colabora con la diócesis de Tánger; y en tercer lugar, la acogida a migrantes y refugiados a través de las actividades de la Fundación Migra Studium en Barcelona.

Podéis ver un resumen con algunos momentos del concierto aquí.

ver +

también te puede interesar