Publicado: Lunes, 06 Marzo 2017

Siete nuevos diáconos para lavar los pies a todos

Acudieron al menos un centenar de sacerdotes, así como familiares, compañeros y amigos que quisieron acompañar a los nuevos diáconos en un día especial para ellos. También estuvieron en la ceremonia -oficiada por el Cardenal Carlos Osoro, Arzobispo de Madrid- los padres provinciales de Italia y España, Gianfranco Matarazzo y Francisco José Ruiz Pérez.

La ordenación se vivió con intensa emoción, especialmente por los jóvenes que recibían las órdenes. Destacó el momento de la imposición de las dalmáticas diaconales, con el que los padrinos muestran la aceptación de los diáconos por parte de la Iglesia. 

Durante la homilía, con el Evangelio de las tentaciones de Jesús en el desierto de fondo, el cardenal Osoro invitó a los nuevos diáconos a no caer en las tentaciones de poder. Les recordó que el diaconado es el orden del servicio, que el diácono es el servidor y que el principal servicio de los diáconos es “lavar los pies”. Esta imagen de lavar los pies sirvió al Arzobispo para insistir en que la clave del diaconado es acercarse a lo que está sucio: “En aquella época las calles no estaban empedradas. La gente llevaba los pies sucios. Por eso, cuando Jesús lavó los pies a los discípulos lo que quería significar era que lavaba lo sucio, lo que es despreciable…”, y les invitó a lavar los pies a todos.

Para ver una selección de las fotografías, entra en este enlace.

ver +

también te puede interesar