Publicado: Lunes, 20 Noviembre 2017

2016 en Entreculturas: 168 proyectos en 41 países y 191.125 personas beneficiarias

Entreculturas ha presentado esta mañana en el Círculo de Bellas Artes de Madrid su Memoria Anual y el informe “Educación de Calidad, Educación Comprometida” que evalúa el Convenio de AECID de calidad educativa para la inserción de poblaciones vulnerables en 17 países de América Latina.

La memoria anual, bajo el título La Tierra nuestra mejor escuela” es un homenaje al cuidado de la Tierra y su relación con la promoción de los derechos humanos y el acceso a la educación. Según Daniel Villanueva, Director de Entreculturas “todas las iniciativas que desarrollamos tienen este enfoque, desde la intervención en cooperación, a nuestro trabajo de ciudadanía, de educación en valores y de comunicación para el desarrollo”.

El año pasado Entreculturas aprendió mucho de la Tierra y llamó la atención sobre las consecuencias que la degradación del medio ambiente tiene en el cumplimiento del derecho a la educación y sobre la potencialidad que tiene la educación como generadora de un desarrollo sostenible. Durante el año pasado, “Entreculturas ha estado presente en 168 proyectos en 19 países de América Latina, 17 de África, 3 de Asia y 2 de Europa, un total de 41 países dónde se ha atendido a 191.125 personas beneficiarias. Todos y cada uno de nuestros proyectos, tienen detrás rostros, personas, vidas por las que merece la pena seguir caminando año tras año. No entendemos el mundo comprometido si no es a través de la educación de las personas más vulnerables como herramienta fundamental para alcanzar el desarrollo, una educación que posibilite una vida digna”, explicaba Daniel Villanueva.

En este contexto, hoy se celebra en el mundo el Día Internacional de la Infancia, y Ramón Almansa, Director Ejecutivo de Entreculturas recordaba también que “son 264 millones de niños, niñas y jóvenes los que no van al colegio. Un día que nos recuerda la necesidad de reconocer toda la labor de las personas comprometidas que cada día trabajan y trabajamos para que los niños y las niñas tengan ese mejor futuro”.

Por eso, durante el acto ha presentado también el informe “Educación de Calidad, Educación Comprometida” que muestra el trabajo realizado entre 2010 y 2015 junto a la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) mediante el Convenio de calidad educativa para la inserción de poblaciones vulnerables en 17 países de América Latina a través de 38 proyectos.

En palabras de Ramón Almansa, “cuando empezamos a soñar en este marco de intervención no pensábamos que pudiera tener tanto recorrido, producir frutos tan abundantes y tantos cambios de mejora en la vida de tantas personas. Una de las claves de éxito de este instrumento es que dota a la cooperación española de predictibilidad y de corresponsabilidad entre los actores. Por ello, desde Entreculturas creemos que es clave apostar por este tipo de instrumentos en cualquier reforma de la arquitectura de la colaboración de ONG-AECID que se quiera abordar”.

Ana Muñoz Llabrés, Jefa Departamento ONGD Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) afirmaba que “los convenios nos permiten un diálogo diario con organizaciones, es uno de los instrumento más importantes que tenemos, es una riqueza para nuestro trabajo y para el sector en sí. Además, para la Agencia la educación es un desafío y es importante. Además, compartimos y nos sentimos implicados en la agenda multiactor que proponen la 2030”.

Belén Rodríguez, Responsable de Evaluación de Entreculturas afirmaba que “esta evaluación es una disciplina fundamental para el aprendizaje y la toma de decisiones, un ejercicio participativo, democrático y transparente. En esta evaluación que hoy les vamos a presentar hemos querido poner el foco directamente a la escuela como espacio de transformación y oportunidad. Gracias a este convenio “430.000 personas se han visto beneficiadas en más de 660 centros educativos a través de 38 proyectos en 17 países de América Latina con buenos resultados académicos y de adquisición de valores, bajas tasas de abandono escolar, alto grado de motivación y una mejora en lengua y matemática”.

Dando fé de ello estaba Liliana Pazos, Directora del Centro Olopa en Chiquimula, Guatemala, uno de los centros donde se ha desarrollado el convenido y el sistema de calidad educativa de Fe y Alegría. Para ella la puesta en marcha del sistema de calidad “fue un tesoro. Poder ver las debilidades y fortalezas del sistema educativo y poder soñar con la escuela que queríamos, pensar juntos sobre nuestro futuro con una comunidad educativa comprometida con los procesos. El Convenio terminó, pero tenemos la cultura de que no queremos seguir trabajando sin este sistema. Seguimos con él y sabemos de la importancia de cambiar nosotros para que cambien los demás. La meta es la transformación de la persona”.

Ramón Almansa, concluía el acto haciendo una reflexión sobre la necesidad de seguir fomentando la existencia de convenios como este ya que “evaluaciones como las que hoy hemos podido ver, demuestran que ha valido la pena, que se han cambiado vidas y eso es lo que hoy queríamos contaros. Creemos que cuando una evaluación muestra resultados, tiene la capacidad de contagiar”. Este ejercicio de rendición de cuentas habla también de multitud de espacios, de iniciativas para la búsqueda de modelos de vida, personales y colectivos, que hagan realidad un mundo equilibrado, justo y sostenible con el que sueña Entreculturas. Un mundo dónde tengamos impactos locales porque miramos globalmente.
 

Más información en:

Enlaces relacionados

  •  

  •  
ver +

también te puede interesar