Publicado: Martes, 30 Enero 2018

Investigación científica al servicio del desarrollo en Honduras

A comienzos de diciembre de 2015, la Fundación ETEA-Instituto de Desarrollo de la Universidad Loyola Andalucía y el Departamento de Ingeniería pusieron en marcha un proyecto ilusionante en Honduras: la instalación de una micro-hidrocentral en la comunidad de San Miguelito. Ubicada en plena sierra hondureña, esta población de calles de tierra y rodeada de zonas de cultivos y el verdor de la flora autóctona, acoge la vida de 60 familias que, cuando finalice el proyecto, mejorarán su calidad de vida.

El director del Departamento de Ingeniería, Pablo Millán, visitó hace pocos meses el proyecto para trabajar junto al equipo de ingenieros de la Fundación Hondureña de Investigación Agrícola (FHIA) en la revisión de los cálculos y hacer los ajustes finales para instalar una micro-hidro-central, que mediante una turbina tipo Pelton, transformará la energía hidráulica de un arroyo cercano en energía eléctrica.

Según explica Pablo Millán, director del Departamento de Ingeniería, “al no tener la electricidad, no sólo carecen de alumbrado, sino que no pueden disponer de alimentos refrigerados, ni de radio o televisión, como medios de formación e información, o de teléfonos móviles para estar conectados con otras comunidades, aspectos que cambiarán radicalmente gracias al proyecto”.

Además de la mejora en la calidad de vida, Millán destaca el impacto medioambiental del proyecto “las comunidades donde se instalan este tipo de centrales ya no requieren quemar leña para alumbrase y pronto comprenden la necesidad de evitar la erosión de los bosques, ya que sin ellos no hay agua y sin agua no hay energía eléctrica”.

Asimismo, los resultados obtenidos con la investigación asociada al proyecto han permitido mejorar el diseño de la central y estas mejoras “se transferirán a la FHIA para que se puedan trasladar a futuros proyectos que se realicen en el país. Hay que tener en cuenta que la situación de San Miguelito no es excepcional: más del 80% del territorio de Honduras está constituido por montañas de hasta 2.500 m de altura en las que viven comunidades muy dispersas en su misma situación”.

Puede leer la entrevista completa sobre el proyecto en este enlace.

ver +

también te puede interesar