Publicado: Martes, 06 Marzo 2018

Unos 180 profesionales de la viticultura conocen en INEA nuevos sistemas de ahorro energético y nueva tecnología en la producción de vino

Más de 180 profesionales del sector del vino -enólogos, bodegueros, ingenieros agrónomos y viticultores- y alumnos de la Escuela de Ingeniería Agrícola INEA  han hablado hoy martes de ahorro energético, de sostenibilidad, de democratización de la energía…Estos términos han centrado las jornadas de Ingeniería Energética y nuevas técnicas aplicadas al viñedo y bodegas en INEA. Juntos se han cercado a las energías renovables y a las enormes posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías al servicio del cuidado del medio ambiente. Una actividad que va en sintonía con el compromiso de la propia Escuela de #Losmartesverdes: promover, concienciar e impulsar gestos y acciones enfocadas al cuidado de la tierra. 

Las exposiciones técnicas de innovación son fruto de la experiencia y por ello, un ejemplo en la práctica de la viticultura. Principalmente, placas fotovoltaicas para consumo de grandes bodegas y para el bombeo del agua. Ahorro energético que alcanza el 20-30% y un 20% el ahorro económico. Lo contaba el representante de una empresa de ingeniería que aplicó el sistema en Matarromera y que expresó su satifacción por los resultados obtenidos.

Por primera vez se dio a conocer en la Escuela la nueva asociación Jóvenes por el Vino, una asociación que reúne a 600 socios y que promueve la cultura del vino en Castilla y León y en una provincia como Valladolid, con 5 denominaciones de origen. Y para finalizar, encuentro de los participantes durnate una cata de vinos. El encuentro puso en evidencia la importancia del sector del vino en esta provincia por la cantidad y la calidad de su producción. 

ver +

también te puede interesar