Publicado: Lunes, 22 Diciembre 2014

Nuestra Provincia se acerca a Belén

La Navidad está narrada en el Evangelio a base de encuentros. Un encuentro tras otro, provocados por anuncios de novedad, gestos de cercanía, luces que aclaran caminos para ser andados hacia los otros, regalos desinteresados, hospitalidades de última hora. La Navidad revela que Dios, cuando nace, crea humanidad: la crea tejiéndola, por dentro, de relaciones y, gracias a esas relaciones, activando la Vida. Nuestra Provincia se acerca a Belén con el deseo de hacer acopio de la gracia que une y enlaza. Esa gracia es la que proporciona el ánimo para llevar juntos tanta cruz y tanta resurrección de nuestra vida apostólica. Así que jesuitas y laicos, citados en Belén, en torno a ese Hijo de Dios que quiere nuevamente encarnarse, nos disponemos para reconocernos, para acompañarnos y para impregnar las cosas de la comunión de la que es capaz Dios, el de Belén. 

ver +