Publicado: Martes, 22 Septiembre 2020

Sal Terrae: La Palabra de Dios

El 30 de septiembre de 420, a los 80 años, murió S. Jerónimo en Belén donde había pasado 35 años llevando una vida de asceta en una cueva, que todavía hoy se puede visitar bajo la iglesia de Santa Catalina, y dedicado a la traducción de la Biblia hebrea al latín, traducción conocida como la Vulgata que durante quince siglos ha sido la Biblia habitualmente leída en la Iglesia occidental.

La revista SAL TERRAE quiere contribuir a la celebración del XVIº centenario de S. Jerónimo, patrono de los biblistas y también de los traductores, con este número dedicado a la Sagrada Escritura. Dos artículos informan sobre dos aspectos científicos, quizá los más importantes que han afectado a la Biblia en los tiempos recientes, y otros dos estudian la utilización de la Sagrada Escritura en la vida de la Iglesia.

Natalio Fernández Marcos, S.J. describe los dos principales proyectos de edición de la Biblia hebrea que se están llevando a cabo en el siglo XXI. Insiste en que, después de los descubrimientos de los papiros de Egipto a lo largo del siglo XX y de los documentos de Qumrán en el Desierto de Judá en 1947, el texto griego de Septuaginta ha adquirido un lugar de preeminencia en la crítica textual bíblica junto con el texto hebreo. Pone al día el estado de la editio critica maior de Gotinga que se viene realizando desde hace más de un siglo. Por fin, entre las traducciones bíblicas recientes al español, comenta la singularidad de la versión de la Biblia griega (Septuaginta + Nuevo Testamento) que un equipo de investigadores del CSIC de Madrid acaba de publicar en Ediciones Sígueme de Salamanca.

Junkal Guevara Llaguno pone de relieve la evolución que ha experimentado la arqueología de Palestina en las últimas décadas. Desde que a finales del s. XIX los europeos, atraídos por el esplendor de sus antiguas civilizaciones, viajaron a Oriente, surgió la arqueología como rama científica. Se desarrolló una arqueología llamada bíblica, que buscaba confirmar la historia bíblica con las pruebas arqueológicas. Pero a lo largo de 250 años la arqueología en general y especialmente la arqueología relacionada con el mundo bíblico ha evolucionado de forma radical en sus procedimientos, objetivos y tareas. El artículo recorre ese itinerario de búsquedas, conquistas, debates, logros y desafíos a los que se está enfrentado la investigación arqueológica para sacar a la luz el pasado histórico del antiguo Israel.

Jaime Vázquez Allegue, al hilo del documento de la Pontificia Comisión Bíblica, La Interpretación de la Biblia en la Iglesia (1993) y la exhortación apostólica Verbum Domini del papa Benedicto XVI (2008) presenta el estado actual en el que se encuentran los diferentes métodos y acercamientos a la Biblia que se están utilizando como instrumentos para la interpretación católica de la Biblia cristiana.

María José Schultz se fija en la utilización de los textos de la Sagrada Escritura en la actividad pastoral, cómo leerlos, qué descubrir en ellos y cómo dejarse interpelar por la Palabra de Dios. Se trata de usar la Biblia adecuadamente para que la Palabra de Dios contenida en los libros sagrados no quede encerrada en ellos, sino que se haga palabra viva en la vida de la Iglesia.

Finalmente, dentro de la serie dedicada este año al Decálogo José Manuel Aparicio Malo se fija en el séptimo y octavo mandamientos poniendo de relieve que suponen una propuesta espiritual en relación con los bienes materiales fundada en la revelación de un Dios liberador en la que la Ética no es sugerida como «peaje para el acceso a lo religioso» sino como marco en el que el creyente puede permanecer en la alianza con el Señor.

Más información

 

ver +