Publicado: Miércoles, 11 Noviembre 2020

Sal Terrae: Mundo cofrade, posibilidades pastorales

En la situación actual que vive la Iglesia en España llama poderosamente la atención el auge que en las últimas décadas ha tenido el movimiento cofrade, al menos en algunas regiones, algo comparable a la vitalidad de la religiosidad popular en otras áreas hispanohablantes. Las cofradías hunden sus raíces en el medievo y, tras un tiempo de crisis, han renacido con fuerza en la segunda mitad del siglo XX. Algunos datos impactan: en Zaragoza hay más de 18.000 hermanos, en Granada unos 30.000 y en Sevilla las diez hermandades con mayor número de cofrades reúnen a más de 70.000 miembros.

En este número la revista SAL TERRAE quiere acercarse a esa realidad para profundizar en sus posibilidades pastorales y también en las tentaciones de las que convendría guardarse.

María del Mar Graña Cid ofrece una visión global del fenómeno cofrade desde su aparición en la Edad Media. Pone de relieve la evolución de la hermandad solidaria, del sentido de trascendencia, de la actuación cultual y devota y de las relaciones entre las cofradías y las autoridades, tanto eclesiásticas como civiles. Subraya el predominante carácter laico de las cofradías y su afán de autonomía.

Dado el resurgimiento que han experimentado las cofradías desde los pasados años sesenta y en actualidad, Diego M. Molina, S.J. plantea cómo aprovechar su potencial para la revitalización de la vida cristiana, dado que las hermandades son comunidades de referencia para muchos cristianos y lugares de transmisión de la fe, además de que ofrecen un espacio de decisión y misión de los laicos y un ejemplo de inculturación de la fe. Pueden observarse en ellas también ciertas debilidades, como es su pobre sentido eclesial en algunos casos y una cierta superficialidad en la vivencia de la fe, al menos por parte de algunos de sus miembros.

Miguel Córdoba Salmerón, S.J., estudia el valor de las imágenes para alentar la vivencia religiosa y la espiritualidad de los fieles, ya que el arte es un medio habitual para expresar sentimientos. Tras un recorrido histórico sobre el uso y el aprecio de las imágenes en la vida eclesial, las reconoce como un medio privilegiado para hacer visible lo invisible. Las cofradías y hermandades son uno de los ámbitos, dentro de la Iglesia, en las que se visualiza de forma especial la devoción hacia las imágenes.

Antonio Francisco Bohórquez Colombo, S.J. partiendo de la Evangelii Nuntiandi de san Pablo VI y de la Evangelii Gaudium del papa Francisco pone de relieve la fuerza inherente a la piedad como medio para la evangelización en una sociedad cada vez más secularizada. La liturgia y la predicación, el sacramento de la reconciliación o la fe vivida en familia encuentran en las expresiones de piedad popular un oasis en el que se siguen alimentado muchos cristianos en la actualidad.

Con el artículo de Luis González-Carvajal Santabárbara concluye la serie dedicada a los diez mandamientos con la síntesis de los mismos hecha por el propio Jesús al afirmar que el amor a Dios y el amor al prójimo resumen toda la Ley. Dentro de su brevedad, el artículo combina los datos bíblicos con los de la tradición de la Iglesia y la historia del pensamiento.

Ver

 

ver +