Semblanza del P. Manuel Alcalá López-Barajas SJ

Manuel Alcalá nació en Granada, ciudad de origen de su familia materna. Estudió en Sevilla en el colegio de Pajaritos, donde durante la Segunda República un grupo de seglares amigos de los jesuitas y algunos jesuitas con ellos continuaron las enseñanzas del colegio de Villasís. Cuando en 1939 los jesuitas pudieron volver a su anterior sede, Manuel siguió como alumno en Villasís. Con 17 años Manuel entró en la Compañía de Jesús; dos años después su hermano Antonio, dos años mayor que él, lo siguió entrando también en la Compañía. Manuel cursó la Filosofía en Chamartín, hizo su magisterio cursando estudios de Filosofía y Letras en Sevilla y Barcelona, donde en 1953 obtuvo la licenciatura en Filosofía pura con premio extraordinario de fin de carrera. Estudió Teología en Innsbruck, ampliando después estudios en Colonia. Sus experiencias en la Clínica Psiquiátrica de la Universidad de Viena lo ayudaron a profundizar en Teología Moral y Ética. Se doctoró en Filosofía y Letras en la Universidad de Barcelona en 1961. En 1972 obtuvo el título de Periodismo con una publicación sobre Buñuel.

Entre 1961 y 1968 el padre Alcalá estuvo destinado en Sevilla, al frente de la Congregación Universitaria de los Luises. En la casa de calle Trajano la Congregación ofrecía a los universitarios un lugar de estudio, oración y acción social. Pocos años antes en la misma Congregación se habían iniciado unas sesiones de Cine Club bajo la dirección del padre Manuel Linares. Manuel Alcalá dio un impulso enorme a ese Cine Club Vida que con medios económicos modestos, fue un referente entre los universitarios y los profesionales de Sevilla. En esos años 60 allí se formaron jóvenes cinéfilos que pronto participaron en la presentación de películas. Algunos de estos se señalaron pocos años después en puestos muy altos de la política española en áreas muy varias del espectro político. Manuel Alcalá contaba con satisfacción que en esos años recibieron la visita de Orson Welles y la de Alec Guinness

Después de 32 años en Madrid, el año 2000 Manuel Alcalá vuelve destinado a Sevilla donde permaneció 18 años. A su regreso, desde la Fundación el Monte se le propone dirigir de nuevo el Cine Club Vida. Con Manuel Alcalá vuelve a trabajar con un nuevo equipo de cinéfilos que lo animan y acompañan en esta misión, continuada por la Fundación Cajasol. La Asociación de Escritores Cinematográficos de Andalucía (ASECAN) concedió al padre Alcalá su Premio de Honor en 2011 y le entregó una placa en la que se decía: “Nuestro agradecimiento por haber enseñado a amar el buen cine a varias generaciones”.

Seguir leyendo la semblanza en este enlace: 2020 52 Necrológica P. Manuel Alcalá López-Barajas SJ