Publicado: Jueves, 13 Marzo 2014

Adiós a Abdel y Nabil en la comunidad de Uretamendi

Estamos en tiempo de cambios por cuanto Abdel Hamil y Nabil emprenden nuevos rumbos luego de pasar casi seis meses con nosotros. Ellos cruzaron la frontera hace más de tres años y han pasado las diversas etapas que suelen pasar los jóvenes marroquíes en búsqueda de oportunidades: cruzar la frontera escondidos en un camión, vivir en la calle, buscar trabajo y oportunidades de capacitación, etc.

En la comunidad los chavales han sido muy majos, colaboradores y se desenvuelven bastante bien en castellano. Al despedirse, nos compartieron que este periodo junto a nosotros les ha traído varios aprendizajes: puntualidad en las comidas, compartir y conocer nuevas personas, aprender a conocer nuevas comidas y sabores, etc. Nabil nos dice que esta oportunidad le ha servido para ir construyendo el “primer piso de la edificación de su vida” y está consciente que está en sus manos el seguir construyendo. Al despedirse, se les nota tristes, se han encariñado con nosotros, por eso Nabil dijo: “Es como dejar la propia familia”. Los chavales emprenden un nuevo rumbo cargado de sueños. En el caso de Abdel Hamil, su aspiración es concluir sus prácticas de cocina, recibir el título y trabajar. Nabil está animado con sus prácticas de pastelería que inicia a mediados de marzo y espera que esta experiencia le sirva para ser contratado. Desde hace casi un mes nos acompaña Aziz, quien está estudiando contabilidad. En estos días estamos en los preparativos para acoger a Youssef, el nuevo chaval que acompañará a Aziz.

ver +